miércoles, noviembre 25, 2009

¡Esta crisis quiere huevos!



Tengo tres meses de no actualizar esta bitácora y no me siento culpable.

He estado demasiado ocupado siendo feliz, con mi trabajo en el teatro, con mi trabajo de escritura y con mis cosas personales para preocuparme de Hora Cero. Lo siento, pero no sé si pueda continuar con esto, sobre todo porque lo inicié como un cuaderno de apuntes para reírme del periodismo salvadoreño. Pero como tengo meses de no trabajar en periodismo, ni de leer periódicos, ni mucho menos de ver o escuchar noticias en la radio o la televisión porque no tengo ni radio ni televisión, entonces nada me motiva a continuar publicando en este sitio. Así que no puedo prometer continuar. Voy a pensarlo un poco más y estudiar mis opciones. Gracias a todos mis lectores.

7 comentarios:

JC Conde de Orgaz dijo...

Lo lamento muchísimo por tus lectores. Aunque me alegra por ti que se ve que esteas ocupado y contento.

Ojalá hallaras alguna motivación que nos permita seguirte leyendo.

Saludos

La Nada dijo...

Pregunto: y en el arte, sobre todo en este paisito ¿no hay también cosas de qué burlarse? No sé...

Jorge Ávalos dijo...

Bueno, yo no he hablado de burlarme de nada, sino de reírme del periodismo, lo cual es distinto. Pero supongo que también me he burlado del periodismo, pero pensar y criticar el periodismo es parte del trabajo. Y esa crítica, desde que existe el periodismo, ha sido acompañada por la sátira. En el periodismo, la crítica es un ejercicio de lucidez. La crítica al periodismo nos hace pensar más en los temas que el periodismo en sí.

En el arte la crítica no es más lúcida que el arte mismo y la burla al arte no es divertida, sino patética: las esculturas de los próceres en el Boulevard de los Próceres, por ejemplo, todos se burlan de esas cabezas de cemento pintado tan parecidas a los personajes de Los Picapiedra, ¿pero quién se ríe de esto? Es patético. Se han escrito cosas sobre estos monumentos de cemento de El Salvador, pienso en Manuel Barba Salinas, pero lo divertido no es el monumento en sí sino la reacción de los extranjeros cuando los descubren. Es decir, no es el arte sino nuestra percepción del arte y la sociedad que lo rodea lo que sí es divertido. Yo ya lo he hecho, y se hace a través del periodismo, pero ya no estoy haciendo periodismo, pero te dejo mi "burla" del mundo del arte:

Pequeña crónica de un viaje a MARTE

Ixquic* dijo...

la verdad es que me gusta leerte, pero uno hace lo que mas le llena. y yo te he visto contento.

Ahora bien, como persona tenés mucho por comentar --mas allá del periodismo-- asi que ojalá que de vez en cuando te pique por venir por acá,

saludos Jorge,

El-Visitador dijo...

Jocoso. La única otra persona que yo conozco sin TV en casa.

Slds.,

Marvin D. Portillo Cuéllar dijo...

Estimado Señor
Jorge Avalos:

Tengo el agrado de comunicarle que la calidad de su bitácora le ha hecho merecer ser mencionada en el número 238 del mes de octubre de este año de la Revista Institucional de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, en sus páginas 24 y 25.

Le doy mis más sinceras felicitaciones por su esfuerzo en comunicarse con los salvadoreños.

Atentamente:

Lic. Marvin D. Portillo Cuéllar
Director Editorial
Revista Cámara de Comercio
Tel. 2231-3041
mportillo@camarasal.com

JC Conde de Orgaz dijo...

Feliz Navidad, Jorge

Como es costumbre te hemos preparado en La Terminal la tradicional tarjeta navideña para nuestros apreciados lectores y comentaristas habituales.

Saludos y que la pases bien