martes, octubre 09, 2007

El "beso mortal" de Arena

René Figueroa, el político más visible y mencionado como precandidato presidencial por el partido Arena, fue aplastado por el editorial de El Diario de Hoy de este día martes, 9 de octubre: Por qué Figueroa no debe ser candidato. A continuación cito algunos fragmentos:

Desde hace años Figueroa es socio y compadre del Presidente Saca... que para un candidato equivale casi a un beso mortal. Es un factor negativo porque de inmediato surgirían las acusaciones de nepotismo precisamente por ser un doble nepotismo; la gente vería la candidatura de Figueroa como un intento del Presidente Saca para reelegirse (...).

Distanciarse del poder en funciones es una regla básica en las contiendas del mundo democrático... La distancia permite a cualquier candidato, sea para alcalde o presidente, liberarse de los errores, fallas y en muchos casos, de la corrupción que pueda percibirse o demostrarse de un gobierno saliente; "nacer sin pecado" en una campaña es esencial para ganar.

La responsabilidad de ARENA de cara al país, salvaguardar el trabajo y futuro de todos los salvadoreños, es demasiado grande para no buscar las mejores opciones fuera de los mandos internos de ARENA y de los funcionarios y amigos que rodean al Ejecutivo. Es importante elaborar una matriz con características deseables para buscar quiénes se acercan a ellas. El candidato no se debe ver como una continuación de lo presente ni menos como obra del nepotismo, el que está donde está por un dedazo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya pusieron en cintura al gordito: ese es un aviso y el que avisa no traiciona. Ya le avisan que no, le recomiendan que vaya haciendo sus maletas y que le diga a su protegido que haga lo mismo.

Ante nuestros ojos se ve la jugada, sin el menor disimulo: aquí hay otros que también mandan en Arena, aunque no figuren dentro de Arena.

Veremos si Saca asimila el consejo, porque de lo contrario Arena puede tener algo más que unas primarias reñidas.

Ixquic* dijo...

Figueroa no es del agrado de algunas gentes por incapaz, mal hablado, mal político y mal técnico.

Por alguna gente de su partido es querido, pues es el típico funcionarios partidario incondicional.

Pero este señor ha tenido en sus manos uno de los asuntos públicos de mayor interés para mí y no ha estado a la altura. (naaaaa)

ha politizado instancias que nada tendrían que ver con ese tipo de matices.

Por esas cosas, el editorial me hizo gracia.

Pero luego pensé ¿porqué saltar ahora con el argumento del nepotismo?

Si es el pan de cada día. ¡gobierno de compadres! y quién se ha ofendido ppro el manejo de la publicidad, de la seguridad privada, entre ellos, y que decir de las consultorías, etc.

ja! no es el nepotismo el fondo. Quizá sea el argumento políticamente correcto para vetar a alguien.

Saludos Jorge,

Ixquic*

Beka dijo...

ademas de lo obvio, que cierta gente de los medios tiene mucho poder sobre las desiciones partidarias del partido gobernante, me maté del chiste cuando lei eso del "beso mortal".

No sé , me pareció adecuado para Figueroa, despues de que salió del closet hace rato ( en un post tuyo jajajjaa)

Anónimo dijo...

Sabés si es cierto el rumor de que murió el hijo de Mauricio Funes???

Solavá dijo...

Sobre este último comentario, por lo que sé es un rumor. Y podría ser un rumor malintencionado. Tengo entendido que autoridades del FMLN han desmentido el rumor, y la verdad, tendrían derecho a hacerlo y a ahuyentar a los medios, aún si resultase ser verdad. El dolor íntimo de una persona no debería ser comidilla de los medios, que se están enfocando en los candidatos y sus vidas personales y no en los temas de fondo, que es lo que debería de importarnos.

Por otro lado comprendo que las personas que se identifican y quieren a Mauricio Funes estén verdaderamente preocupados, y quieran saber la verdad. Esto responde a un efecto de identificación con Funes, pero aún así, los medios deben evitar los rumores. Y éste en particular, porque no es una noticia que ningún medio debería pelear por ser los primeros en reportar.

Esta nota aparecida en La Prensa Gráfica, donde se interceptó a Funes en el aeropuerto camino a Francia, me da un poco de vergüenza porque da una indicación de que ahora tenemos paparazzis políticos:
http://www.laprensagrafica.com/nacion/889944.asp

GioSV dijo...

En esto difiero solavá: "...se están enfocando en los candidatos y sus vidas personales y no en los temas de fondo, que es lo que debería de importarnos."

Enfocarse en los candidatos es lo que necesita la política de este país. Por años, los salvadoreños nos hemos centrado en los partidos y no en sus candidatos a presidentes o diputados.

Estoy de acuerdo que la vida privada de un candidato político no es de interés nacional, siempre y cuando, esa vida no traiga o pueda traer repercusiones negativas en el desempeño de su cargo público.

Ser presidente de la República es un trabajo más, y como en todo empleo, las referencias personales y profesionales siempre son relevantes para la contratación.

Pero hay límites que se deben respetar para no caer en el amarillismo, sobre todo el partidista, que es absolutamente antiético.

Hasta el momento, los medios identificados con el partido oficial, han sido respetuosos con la muerte de Alejandro Funes. Dudo mucho que le den mucha cobertura a esta mala noticia, no creo que los areneros quieran difundir en demasía la imagen de un Mauricio Funes familiar y humano.

Anónimo dijo...

Discrepo de Giosv:

Al contrario, en nuestro país cada presidente, en cuanto rostro y nombre particular, y aunque sea del mismo partido, se erige en un nuevo comienzo.

Fijate cómo percibimos a los distintos gobiernos de Arena: el gobierno de Cristiani, el de Calderon Sol, el de Paco Flores, el gobierno de Saca.

Esa forma de percepción personalista de un fenómeno político aleja de nuestra mente y de nuestras reacciones emocionales el hecho de que Arena ya lleva casi veinte años en el gobierno ¿y eso por qué? Porque un nuevo rostro, un nuevo nombre,cada cinco años, se nos impone como un nuevo comienzo, a pesar de que un partido y los intereses económicos que lo respaldan llevan veinte años tutelando los destinos de la nación.

Las compañías de publicidad que diseñan el marketing electoral le construyen una identidad moral y afectiva al candidato. Esa es parte de su estrategia comunicativa:Hacer de las cualidades del candidato un símbolo político, una imagen que venda una idea, una propuesta.