miércoles, octubre 24, 2007

Querido René Figueroa...

Esta fotografía es un acto político.

Apareció publicada el 11 de octubre en diario El Mundo, en un artículo titulado (Ana Vilma de) Escobar pide a (René) Figueroa salir del COENA. En otras palabras, se trata del mensaje de una aspirante a la candidatura presidencial de Arena a otro aspirante. El incidente nunca fue explicado, a pesar de un par de menciones de los artículos de El Mundo en la entrevista que de Escobar le concedió a El Faro.

He aquí la versión no oficial: Ana Vilma de Escobar posó para la foto, de allí que se haya parado con una pierna hacia adelante y con el periódico en alto; además, ella sabía que era para una nota en la que le reclama a René Figueroa para que deje la dirección del Coena, dado que él ya está involucrado en actividades de campaña electoral. Aun así, parece que el famoso gesto de sacar el dedo fue accidental. Lo que no fue accidental fue la fotografía. Noten que para lograr este ángulo, el fotógrafo se agachó y posicionó el lente a la altura de la mano, dándole prominencia.

La historia es que el fotógrafo mostró la foto en su periódico pero no la pasó para ser incluida entre las imágenes del día. Aparentemente, un editor la retomó a último momento con la clara intención de utilizarla como un mensaje de la vicepresidenta a Figueroa (una decisión que provocó la ira del dueño del periódico). Sin duda, la fotogratía y el contexto en que publicó se interpretó como un desafío que creó nerviosismo al interior de Arena. Porque aunque de Escobar aclaró que ella no hizo ese gesto a propósito, e incluso consideró ofrecer una entrevista de prensa para desmentir la supuesta intencionalidad de la fotografía, en el fondo nadie sabe la verdad. De Escobar podría haber hecho esto a propósito y después haberlo desmentido para guardar las apariencias. La política a veces funciona así.

Pero no importa cual es la explicación. La imagen existe. Y sorprende porque en ella de Escobar proyecta una confianza y una fuerza elemental que supera por mucho la personalidad pública de Figueroa. Es como si respondiera a la pregunta: ¿Quién de los dos es el más osado, el más macho? El solo hecho de que de Escobar no se deje intimidar por el lenguaje machista y excluyente que Figueroa utilizó hasta ese momento (su discurso está cambiando) la ubica por encima del ministro de Justicia en la carrera por la candidatura presidencial de Arena.

Tengo entendido que de Escobar no será la candidata presidencial de Arena. Pero ahora sabemos que gracias a esta fotografía, más que por ninguna otra razón, tampoco lo será Figueroa.

1 comentario:

hdgp2y3 dijo...

Entre serpientes a cual mas venenoso, que se envenenen mutuamente y le harian un bien al país.
pero esto de las candidaturas de estas figuras oscuras dentro de la politica del país no sorprende a nadie ya que solo es una cortina de humo ante el anuncio de la candidatura de Funes por que al final ninguno de ellos sera el candidato