lunes, febrero 15, 2010

Un momento de nostalgia


Con la muerte prematura del proyecto de creación institucional de la Secretaría de Cultura, estoy seguro que el presidente Mauricio Funes debe de estar extrañando a la antigua e insigne y memorable entidad Concultura. Por fortuna, el gobierno de El Salvador todavía paga por mantener el sitio de Internet de Concultura, así que si el señor Funes perdió confianza en la ex presidenta de la Secretaría, Breni Cuenca, al punto de despedirla y de destruir toda posibilidad de continuidad de los logros alcanzados en los últimos seis meses, ahora puede contemplar todo lo que quiera la fotografía del último presidente de Concultura, Federico Hernández Aguilar.

Si, señor Funes, encienda su computadora, acceda al Internet y visite el sitio gubernamental de Concultura, ese oasis de quietud, de tranquilidad y de brutal inanición, como un paciente en estado de coma. Sí, señor Funes, Concultura de nuevo, al alcance de la mano. Y ahí, la mirada recomfortante de Federico Hernández Aguilar.

Gracias, señor Funes por regresarnos al pasado.

2 comentarios:

El-Visitador dijo...

Je je.

Ya yo lo dije antes: "aquellos salvadoreños quienes crean que con más burocracias resolverán sus problemas personales [en éste caso la cultura], terminarán con más burócratas, pagarán más impuestos, y acabarán con los mismos problemas de siempre."

Concultura, Secultura, Sepultura... como le quieran llamar. Hay que disolverla, privatizar sus activos, y reducir el IVA que se le cobra a campesinos pobres de los municipios quienes pocas probabilidades tienen de venir a San Salvador a ver una obra de teatro auspiciada por el Estado o cualquier ocurrencia burrocrática.

Ixquic* dijo...

"Sepultura"

ja ja, EV por eso me encantàs!

(nada más eso)

Justamente la idea de hacer bien una gestión cultural pasa por descentralizar el arte y la cultura y verla como una acción estrategica del desarollo de los pueblos.

Y eso no necesariamente se logar privatizando. Una cosa es que sean los privados y no el Estado los que producen, pero es el Estado quien facilita procesos, coordinaciones y recursos en el desarrollo de eso.

salú estimado...