sábado, febrero 10, 2007

Para el archivo de la infamia

Adivinen quién denunció a los adultos.

Esta nota, que tuve que verificar con mis propios contactos porque no lo creía, fue publicada en esa gloria del periodismo nacional, el periódico de los taxistas, el Más, página 5, 8 de febrero de 2007.

1 comentario:

Ixquic* dijo...

No me di cuenta de esto. no compro el Más... ni modo.

En un caso así, me preocupan varias cosas:

-Allí dice que los padres ha ido a la cárcel por orden de un juez de paz. Es decir que esto a penas comienza.

- La mayor parte de ocasiones, las víctimas (niñas) son además, la única testigo y ostenta la misma calidad.

- Estas víctimas reciben tanta presión (los mismos imputados y familiares) o a pesar del daño no quieren afectar a sus agresores que sus testimonios se van erosionando hasta perder fuerza.

- Me parece que no hay suficientes mecanismos de reparación y asistencia a estas niñas aún cuando las someten a interrogatorios y eso es traumático.

Me alegra que gente como vós advierta lo importante de hacer trascender estos hechos, y en nuestro sistema judicial, más importante será darle seguimiento, el día de mañana esos dos saldrán libres debido a las circunstancias descritas.

Saludos,