viernes, abril 20, 2007

Copycats: el virus de la violencia

Las noticias son alarmantes: la masacre en Virginia Tech ha desatado una fiebre de "copycats" (copiones) que están realizando amenazas y actos de violencia en muchas partes de los Estados Unidos. ¿Por qué está ocurriendo esto? En ocasiones el virus de la violencia encuentra su oportunidad para estallar por el tipo de cobertura periodística que se le da.

Desde que un joven trastornado asesinó a 32 personas y dejó un saldo de heridos antes de suicidarse, los medios reaccionaron con frenesí. En los últimos cuatro días desde el hecho, un vulgar criminal recibió el tipo de cobertura periodística que normalmente se les reserva a los héroes, a los triunfadores, a los que conquistan logros singulares. Las fotografías que el asesino de Virginia Tech envió a la cadena de televisión NBC en los Estados Unidos, en las que posa con armas de fuego, ya circularon los noticieros del mundo. En algunas cadenas de televisión estadounidense, el incidente generó logotipos especialmente diseñados sobre la masacre en la Universidad de Virgina Tech que, acompañados de música dramática, le daban al titular de la noticia el aura de una película de cine. Debido a la atención, los grotescos y pobres escritos del asesino están siendo leídos por cientos de miles de personas en el internet. Todo esto envía un mensaje muy claro: si tienes un arma y una voluntad suicida para sembrar el terror serás una estrella.

El efecto de esta distorsión mediática encuentra eco en los perdedores, los mediocres y los trastornados que están tomando armas en el asunto: un disparo al estrellato.

Cuatro días después de la masacre efectuada por el asesino de Virginia Tech, y en el octavo aniversario de la masacre en la escuela pública de Columbine, cerca de Denver, Colorado, las instituciones educativas en los Estados Unidos están sintiendo el eco de esta aberración mediática que está invirtiendo los valores del éxito.

Ayer, al norte de California, un hombre que amenazaba con llevar a cabo una masacre se entregó a las autoridades en la noche. Antes de su captura, las escuelas públicas de Yuba City y Marysville al norte de Sacramento, la capital del estado, tuvieron que ser evacuadas y cerrar sus puertas ante el creciente potencial de que se dieran actos violentos.

También ayer, un estudiante de Massachussets fue llevado a corte por amenazar a su ex-novia, vía correo electrónico, con un mensaje en el que indicaba que llevaría a cabo una masacre en una universidad local.

Este día, en Fénix, Arizona, la policía evacuó el capitolio del estado después de que recibieran una amenaza de bomba.

Esta mañana, en Santa Clara al sur de San Francisco, oficiales en la universidad comunitaria Mission College evacuaron a 2,000 estudiantes y a cientos de empleados después de encontrar la amenaza anónima de una bomba.

No todas las amenazas de explosivos han sido falsas alarmas. Afuera del instituto de bachillerato Ponderosa en Parker, Colorado, ocurrió una peligrosa explosión, aunque sin consecuencias contra vidas humanas. Más tarde, policías capturaron a una persona que llevaba otra bomba.

Y hace unas horas, en el Centro Espacial de la NASA, en Houston, Texas, un hombre armado asesinó a un rehén y acabó por suicidarse cuando se vio rodeado.

Muchas otras escuelas públicas han reportado amenazas.

Todos estos seres miserables que estan sembrando el terror a diestra y siniestra tienen algo en común: recibirán sus 15 minutos de fama en los medios de comunicación de los Estados Unidos y en la de la mayoría de los países del mundo. Por eso yo he decidido no citar sus nombres ni incluir sus imágenes ni proponer enlaces a las páginas que sí lo hacen. Todos los medios de prensa deberían hacer lo mismo.

4 comentarios:

Gavilán JV dijo...

Cuánta gente esta desesperada por alcanzar la fama, al menos, la fama de Eróstrato

El-Visitador dijo...

Je je. La hipocresía de NBC quedó en claro cuando se reveló que ellos usan esta política:

Cuando alguien interrumpe un juego profesional en EEUU, ya sea saltando a la cancha, o de algotra forma, NBC no lo reporta, para no incentivar a otros a causar los mismos desmanes con tal de aparecer en pantalla.

Claro, cuando le interrumpen un partido a la NBC, la NBC pierde dinero. En cambio cuando un ilícito criminal asesina gente indefensa, éso aumenta la teleaudiencia, lo cual hace que la NBC gane dinero.

Evidencia de corrupción en los medios de comunicación gringos.

Solavá dijo...

Es verdad. Los juegos de fútbol americano profesional se proyectan en las pantallas de televisión diferidos por algunos segundos, para darle tiempo a los directores de censurar estos actos. A pesar de tener este tiempo de ventaja, NBC no censuró el momento al inicio de la temporada de fútbol cuando Janet Jackson expuso un pezón, y fueron multados por millones de dólares por haberlo permitido. Otra de las extrañas contradicciones de la sociedad norteamericana. El pezón de una mujer es considerado obsceno pero no los actos de violencia despiadada.

El periódico Chicago Sun Times no reproduce ni los nombres ni las imágenes de criminales cuyo único propósito es buscar publicidad.

rigo dijo...

http://amigosguanacos.blogspot.com/
http://groups.yahoo.com/group/AmigosGuanacos/
http://www.amigosguanacos.com/


Hola, leyendo en tu blog, me parecio interesante tus puntos de vista y me gustaria invitarte a agregar tus comentarios y colaboracion al igual que tu blog a nuestra lista de enlaces.

Espero participes. Atte. Rigo