domingo, mayo 20, 2007

Yevgueni Yevtushenko en El Salvador

Durante una semana, entre el 11 y el 1o de mayo, el poeta vivo más famoso del mundo estuvo de gira en El Salvador y, al parecer, casi nadie se dio cuenta. Yo escribí una crónica sobre esto. Pude haber escrito diez páginas, pero las dos que fueron publicadas fueron mi primera opción, y son algo así como una fábula política: ¿por qué un poeta que fue pionero del Glasnot, de la libertad de expresión en la Unión Soviética, y uno de los arquitectos de la Perestroika que llevó a la disolución del imperio soviético aparece en El Salvador en lecturas públicas flanqueado por banderas rojas? ¿Por qué existe un desencuentro tan abismal entre la izquierda de El Salvador y la realidad histórica que no ven ni escuchan excepto lo que quieren ver y escuchar? He aquí la historia, una leve comedia de errores: Yevtushenko, el poeta que venció al estalinismo.

6 comentarios:

JC dijo...

Parte de la aparente contradicción con la invitación de semejante poeta, podríamos -tal vez- encontrarla en el hecho de que fue Oscar Ortiz (y no la cúpula oficial) el que lo invitó (Sólo tal vez, si lo hizo adrede, situación de la cual me permito dudar sólo ligeramente).

En todo caso, sus palabras sobre los "crímenes" del "socialismo real" versus los del capitalismo (más largos, anota) me recuerdan las recientes palabras de Benedicto XVI en Brasil: ni el capitalismo ni las nuevas formas de doctrinas que se creían superadas (pero obviamente no lo están) ninguna de ellas -a su juicio- son el futuro de Latinoamérica:

Noticia un tanto edulcorada:

http://www.telesurtv.net/secciones/noticias/nota/index.php?ckl=11447

Otra, ligeramente más equilibrada:

http://www.infoalternativa.com.ar/hoy/index.php?option=com_content&task=view&id=4180&Itemid=41

Ni capitalismo Salvaje (como lo describió Juan Pablo II) ni utopías centradas en el odio de clases.

Me parece curioso el parangón.

El-Visitador dijo...

Tengo que confesar que nunca había escuchado hablar de este señor; aparte de ofrecer cátedra de poesía en varias universidades gringas, parece ser muy popular en Rusia.

Rápidas búsquedas en Google parecen indicar que efectivamente es acérrimo anti-estalinista, pero al mismo tiempo recordemos que Kruschev también era anti-Stalin y eso no le impidió querer poner misiles nucleares en Cuba.

Algunas citas notables sobre Yevtushenko:

1.
P: ¿Tiene Vd. inversiones?
YY: No, no juego el juego de invertir. No conozco las reglas del juego y no exploto a nadie.

2.
«A pesar de sus denuncias y conflictos con las autoridades [soviéticas], era leal al comunismo»

3.
Brodsky (quien SÍ fué a parar al gulag) criticó a Yevtushenko por conformista y por criticar solamente en las direcciones aprobadas por el Partido.

4.
Kudryavitsky consideró a Yevtushenko como lejano a cualquier protesta contra el totalitarismo soviético y por lo tanto no se le puede considerar más que un hijo malcriado del régimen
.


Sin embargo, Yevtushenko sí abogó por Solzhenitzyn y sí escribió a Brezhnev que debía liberarlo y a Andropov que convenía liberarlo. Dicha labor humanitaria debe agradecerse.

En resumen, parece que si bien el señor es anti-estalinista (que es como decir yo amo a mi mamá; ¿quién hoy por hoy puede ser pro-Stalin?), el señor simultáneamente es un comunista incorregido, basado tanto en tres fuentes en Google como en los comentarios sobre la explotación del hombre que hizo en El Salvador.

Hago estos apuntes como ayudamemoria mía, más que en ánimo de iniciar un debate, y felicito a JC por su observación de qué comentarios eran más largos vs. más cortos.

Un cordial saludo,

Dientecillo de León dijo...

ME ENCAnto este viejecito... tiene un positivismo, alegria y energia increibles..

Solavá dijo...

No estoy seguro por qué la gente está ahora tan interesada en revisar la historia y concluir que un exitoso disidente soviético quizás no lo fue tanto, o que quizás tenía una agenda secreta, o que quizás, en el fondo, era comunista.

Yevtushenko nunca fue "leal al comunismo". De hecho, fue expulsado del partido comunista a los 17 años de edad por "individualismo", es decir, por el pecado de decir lo que pensaba y seguir los dictados de su conciencia en lugar de seguir la línea del partido y los "intereses de la colectividad".

En mi artículo se establece, y mis fuentes son veraces, que la razón por la que Yevtushenko nunca fue tocado por las autoridades fue porque era tan popular que el costo político de perseguirlo y arrestarlo habría sido demasiado alto. Cuando se disolvió la Unión Soviética y se abrieron los archivos de la KGB, se descubrió que Andropov recomendó una y otra vez, el arresto y la sujeción de Yevtushenko. Ningún premier soviético se atrevió a firmar esa orden. Cerca de la mitad de la obra de Yevtushenko fue censurada mientras existió la Unión Soviética.

Yo conocí a Brodsky en Nueva York, y puedo confirmar que él odiaba a Yevtushenko. Pero también sé que no sólo lo odiaba porque creía que Yevtushenko era un peón de los comunistas; también lo odiaba como poeta, porque Yevtushenko era el poeta más popular en lengua Rusa mientras él, Brodsky, pues no era nadie. Yevtushenko vendió en ruso 10 millones de libros. Brodsky, ninguno. No por censura sino porque son poetas muy distintos. Brodsky es un buen poeta y ganó el premio Nobel, que se le negó a Yevtushenko, a pesar de que sí lo merecía. Lo más extraño de esta historia es que Brodsky le debe la vida a Yevtushenko. Los documentos de la KGB revelan que fue Yevtushenko y sólo Yevtushenko quien apeló por la liberación de Brodsky. Y lo logró. Brodsky llegó exiliado a los Estados Unidos gracias a Yevtushenko.

EV: Yevtushenko no "parece ser muy popular en Rusia". Lo es. Y lo es en la mayor parte del mundo. Típicamente tiene que leer en estadios por la demanda de público que tiene. Lo hizo así en Nueva York, en Chile, en México, en California, en Europa y en los países que conforman la ex Unión Soviética.

En la época de Gorbachov cuando se crearon partidos políticos, fue candidato al congreso y compitió contra 7 políticos. Obtuvo el porcentaje más alto de votos de un diputado en la historia democrática de Rusia hasta ese momento: 76%.

Le molestan a alguien los comentarios más largos contra los crímenes del capitalismo. Eso es absurdo. Todo el artículo está basado en la premisa de que no había libertad de expresión en la Unión Soviética. El capitalismo y el comunismo no son modelos políticos sino económicos y eso implica que están abiertos a todo tipo de abusos: ambas estructuras pueden generar crímenes. Democracia no es sinónimo de capitalismo, aunque es fácil concluir que una no puede existir sin la otra. En realidad, como lo demuestran tantas sociedades, la democracia puede absorber y equilibrar ideas socialistas con ideas capitalistas, tal y como lo hace ese parangón del capitalismo, los Estados Unidos que tiene una poderosa red de servicios sociales, incluyendo un sistema de pensiones para todos los viejos, hayan trabajado o no a lo largo de sus vidas (Social Security System). Toda la noción de democracia está basada en la idea de no hay sistemas perfectos y por lo tanto, la dirección política debe estar en manos del pueblo. Es el voto de las mayorías el que debe decidir qué debe ser de beneficio para las mayorías.

Llave maestra dijo...

Jorge, no me extraña que vos hayás notado esta curiosidad del susodicho encuentro. A mí me pareció una excelente pasada poética. Cuando tenía 16 años, cayó en mis manos la poesía de Yevtushenko, gracias a un cura jesuita, y recuerdo que un día lo lleve a la Universidad de El Salvador, para un ensayo con el grupo de música con el que cantaba, por allí andaban unos simios machistas terribles del AGEUS y tomaron mi libro como si tuviera rabia o algo contagioso y empezaron a "advertirme" de no leer a revisionistas peones del imperio. Parece que el turno del ofendido es más que un buen nombre o una frase azarosa de Dalton, hasta allí Roque sigue burlándose de quienes lo asesinaron.
Me alegra leerte de nuevo, estaba por postear algo así como ¿Dónde se ha metido Jorge Avalos?
Slds.

Nora

Dientecillo de León dijo...

NO me sabia toda su historia, de hecho lo conoci en el fulano Festival

De hecho me parece, mas allá de toda ideologia , su poesia despierta sensaciones increibles.

Su "ciudad del si y ciudad del no" con , talvez muchas implicaciones de caracter ideologico, nos impulsan de manera sutil a conocer la ciudad del si, sea esta, de cualquier color , rojo, azul verde...

aaahh me encanto Yevtushenko