lunes, enero 28, 2008

Sobreviviendo Guazapa

Por Jorge Dalton

Elmer Villalobos, joven fotorreportero del diario El Mundo, me pidió una valoración sobre “Sobreviviendo Guazapa”. Esto fue lo que dije:

Casualmente hasta ayer miércoles 23 vi “Sobreviviendo Guazapa”. Pagué mi entrada como cualquier ciudadano pues soy de los que piensa que hay que apoyar al artista nacional. Días antes, había comprado el DVD en un semáforo pero me topé con un fraude, el DVD que viene adentro no es "Sobreviviendo Guazapa", sino, un documental de la época de la guerra de muy mala calidad en imagen. En ese sentido, la piratería puede resultar doblemente negativa.

Me había negado a dar mi opinión, pues no sé si un trabajo como "Sobreviviendo Guazapa" mereciera una discusión. Parto de lo que dijo Louis Armstrong, el célebre jazzista norteamericano, refiriéndose a la música en general: "La música solo puede catalogarse de dos maneras: la buena y la mala". A mí me parece que el cine, por ser la expresión artística más completa que existe, se cataloga de la misma forma: las malas y las buenas películas.

Eso del “mérito” y el “esfuerzo” es más bien un conformismo y una manera de justificar un producto nacional de mala factura. “Tenemos que reconocer que hicieron su esfuerzo”, se repite constantemente en muchos aspectos de la vida nacional, y lastimosamente, también ha tocado al arte. Como espectadores nacionales deberíamos comenzar a exigir un mejor resultado en pantalla y ser más críticos ante lo mal hecho.

Es absurdo que por tratarse de una obra salvadoreña, tengamos que decir que es buena, cuando en realidad es todo lo contrario. Ese paternalismo no nos permite avanzar, nos impregna la deshonestidad y no nos deja reflexionar sobre lo que es producto dañino para la sociedad.

Es inexplicable como algo así tenga tal despliegue de publicidad y difusión en los medios, cargados de falsa expectativa. Esos paternalismos, donde los medios han jugado un rol clave, van de la mano con la ignorancia, y la ignorancia es un símbolo muy marcado del subdesarrollo. Cuando vi tal despliegue en la prensa, las opiniones pretenciosas del equipo de producción y de realización, argumentando ante el público que nos enfrentaríamos incluso a "efectos tipo Hollywood". Le comenté a un amigo: Si la película es buena ganamos todos, si es mala perderemos todos.


En mi opinión: HEMOS PERDIDO!!!!!

Sin embargo eso tampoco es del todo malo, pues debemos aprender de las pérdidas, de los golpes y los fracasos. No sé si los realizadores están dispuestos a asumir eso. En cambio yo como espectador si estoy dispuesto a hacerlo. No sé qué piensan los periodistas y los medios que publicaron sendos reportajes semanas anteriores al estreno, diciendo que disfrutaríamos de una película salvadoreña “al estilo Hollywood”

1) Debo decirte que ninguno de los planteamientos que me envías en tu mensaje, son tampoco argumentos para que la película sea mala. Una obra de teatro o de cine puede tener incluso, carencias históricas y ser atractiva en otros aspectos. (Por ejemplo: "Voces Inocentes", a mí en particular, no me gustó del todo. Sin embargo, tiene muchas virtudes. Hay una historia y un desarrollo de personajes, muy bien fotografiada y bien actuada. Posee un buen nivel de producción, ambientación y dirección artística. El sonido y música son magníficos. No ha obtenido tal vez, los grandes premios pero ha sido valorada en innumerables eventos internacionales. Es una película, es cine en toda su dimensión, donde el equipo de producción, directores y guionistas, han obtenido credibilidad y prestigio)

2) El enfrentamiento entre 2 personajes contrarios y uno de estos sea el soldado o el guerrillero, tenga un lado más atractivo, porque así fue la propuesta del director, tampoco es motivo. Supongamos que fuese al contrario: El guerrillero hubiese sido presentado humanamente mejor ¿crees que la película hubiese sido mejor por eso? No lo creo. Ninguno de los personajes es creíble, ambos son incluso ridículos (como personajes). Son 2 caricaturas. No tienen desarrollo alguno. Es algo desastroso y lamentable. Habrá un buen argumento tal vez. El argumento de “Sobreviviendo Guazapa” puedo escribirse en menos de un párrafo, pero la historia como tal es mediocre, casi inexistente.

3) El haber tenido más presupuesto, tal vez los efectos hubiesen sido mejores, quien sabe, pero te aseguro que el resultado en general, hubiese sido exactamente el mismo. Según tu, no hay locaciones. Podría haber sido filmada en el cafetal, frente a Multiplaza o en una finca y el resultado hubiese sido también el mismo. Fotográficamente es un desastre, no hay ni la más mínima propuesta visual. El montaje, no existe. El doblaje y el sonido no pueden ser peor. El personaje de la niña está metido a la fuerza, "a la grencha" pudiese no estar y no pasaría nada. Igualmente el recurso final de aparecer a Chamba, el otro guerrillero es algo forzado. Los diálogos, no son diálogos, no hay diálogos, pues muchas palabras o parlamentos o más bien alaridos o gritos, son también injustificados la mayoría de las veces.

Tampoco hay silencios, los silencios tienen una fuerza dramática en el cine. (Recordar el inicio de Platoon,. Hay un recorrido lento de la cámara por los rostros de los soldados norteamericanos, aterrados, atacados por los zancudos, esperando por el enemigo que aparecerá de un momento a otro. Todo es silencio, no hace falta nada más, para dar ese contexto aterrador de la guerra. Ese momento en que el espectador en fracciones de segundos, se da cuenta que muchos de estos personajes que aparecen en esa primera escena, van a morir)

Por un momento como espectador, estando en la sala, quería que los personajes dejaran de hablar. Por momentos hubiese sido mejor.

Los actores, ellos hicieron su mayor esfuerzo, son los primeros concientes que no son actores y por lo tanto, no puedo ser severo con ellos, me parece que fueron lo más honesto posible, a partir de lo que el director les indicó. Alguno de estos muchachos, tal vez se entusiasme y ojalá pueda hacer carrera actoral. Sería bueno.

Los problemas técnicos son demasiados y no quisiera decir más pues no vale la pena regodearnos en un producto que no posee ni el más mínimo atractivo, que no merece ser presentado en un foro internacional, mas vale que lo olvidemos. Lamento tener que decir todo esto.

Ojalá los realizadores y productores de "Sobreviviendo Guazapa" tengan otras oportunidades de hacer películas, de superar todo esto para que el próximo trabajo no sea un intento, sino, un resultado de mayor calidad, en todos los sentidos. Eso sería muy saludable, pero antes deberán asumir muchas cosas, de lo contrario puede que sea su última película. Eso sería lo peor, espero que no sea así.

Espero también que los medios y los periodistas de la secciones culturales de los periódicos salvadoeños, entiendan de una vez que el cine no es solo un asunto de glamour, de “alfombras rojas” con iconos decadentes como Britney Spears, Paris Hilton y Lindsay Lohan. Es necesario llegar también al convencimiento que las carencias y la falta de recursos no son los motivos fundamentales para que una obra sea mala.

Ante un producto tan malo (no me atrevo ni siquiera llamarlo película), lo mejor que podrían hacer los que le están apostando a los audiovisuales en el país, sobre todo los jóvenes, es redoblar sus esfuerzos en aras de conseguir resultados dignos sin crear innecesariamente, falsas expectativas, y falsas pretensiones con eso de las mentadas alfombras rojas y de los falsos sueños hollywoodenses. Esa visión acomplejada y subdesarrollada me parece también ridícula, caricaturesca y de pésimo gusto...

Los que están en este complejo camino de convertirse en cineastas donde también incluyo a: fotógrafos, editores, productores, sonidistas, guionistas, argumentistas, animadores, actores, respetados, deben también superarse, estudiar si existe la posibilidad, tener una visión profesional de las cosas y también, tener una responsabilidad y compromiso con su obra y con el publico.

Nosotros como salvadoreños, como latinoamericanos frente a todos los obstáculos y carencias de recursos, frente a los retos del complejo mundo audiovisual, cada día más exigente en contenido y forma, aunque nuestros productos sean humildes; Debemos aspirar a obtener obras que tengan calidad y a la vez, tengan trascendencia, ser competitivos, aunque seamos pobres. Ser pobre no quiere decir que lo que hagamos, tenga que ser mediocre.

Si queremos aspirar a algo mucho más digno, entonces también tenemos que tener la honestidad de reconocer y rechazar una obra de mala calidad, aunque esta sea salvadoreña.


Jorge Dalton es un reconido cineasta salvadoreño, con varios galardones internacionales por sus documentales. Ha enseñado cine en Cuba, donde se formó, y en México.

7 comentarios:

El-Visitador dijo...

Demoledor.

Es tautológico, pero debe decirse: si queremos alcanzar la excelencia, debemos ser excelentes.

csar chàvez dijo...

Totalmente de acuerdo. ¿Qué más decir?

"Ser pobre no es ser mediocre" Una gran verdad.

Definitivamente, la dirección y producción de la película carece de mucha creatividad, ja! entre miles de cosas más.

hdgp2y3 dijo...

Porque no decir que mas que pelicula es solo una forma mas de alienar a la gente, una forma mas de hacer o de querer conseguir un efecto negativo para la izquierda salvadoreña representada por la exguerrilla de cara a las elecciones proximas.
Hay que preguntantarse quien financia este tipo de engendros, por que no se les puede llamar de otra forma.

Khyron Elric dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, una pelicula a la que le falto mucho para alcanzar la exelencia.
El director tenia mucho material del cual apoyarse. Dejo material fuera, y no toco la realidad de una pelicula, ademas de la malisima actuacion de actor que caracterizaba al personaje principal, y cito lo que dijiste: "solo por que es salvadoreña, no debemos decir que es bueno, cuando es totalmento lo contrarion"

Alicia dijo...

pues que puedo decir, a veces no hacemos ni dejamos hacer y los que se arriezgan a hacer son criticados en lugar de ser ayudados, sin ver el contenido de la pelicual ni los efectos ni todo lo que las peliculas de productores con 50 años de experiencia tienen, me siento orgullosa de que hayan salvadoreños queriendo hacer las cosas, y aquellos que no lo ven bien, que lo traten de hacer mejor, eso seria como se puede decir que se pude hacer mejores cosas sin presupuesto grande, pero demuestrenlo, no lo digan..
a ver si pueden

Solavá dijo...

La persona que escribió este post, Jorge Dalton (hijo de Roque Dalton, por cierto), no tiene nada que demostrar. Él es el cineasta salvadoreño que más premios internacionales ha ganado. Fue profesor de cine en la famosa escuela de Cuba y en México. Ha trabajado en series de televisión y en películas de cine, pero su preferencia es por el documental personal.

matrix dijo...

En respuesta a lo que dijo Solavá (algo tarde porque hasta ahora voy leyendo este post de blog), no estoy de acuerdo con que "no tenga nada que demostrar," porque lo que importa, como el mismo Dalton ha puesto, no es el glamour (es decir cuántos premios tiene) sino el hacer un buen trabajo.

Yo he visto un par de documentales de él, "entre los muertos" que me pareció bastante interesante, y otro de un viejo rockero que ni me acuerdo cómo se llama, pero con respecto al cual puedo decir lo mismo que dijo él sobre la peli, pues no me pareció en lo más mínimo trascendental, sino hasta ridículo y que se valió de "los chistes del rockero" para hacer el documental digerible y tolerable.

No estoy defendiendo Guazapa, pero no es lo mismo hacer un documental, o un episodio de una serie televisiva que un largometraje.

Aquí es donde estoy de acuerdo con Alicia. La crítica buena es la constructiva, no la que simplemente se dedica a hacer pedazos algo por por el afán de hacerlo, y si alguien te dice que lo puede hacer mejor, que lo demuestre.