martes, julio 29, 2008

El misterio de la opinión pública

Este gráfico, que apareció hoy en La Prensa Gráfica, habla por sí mismo. La intención de voto presidencial se orienta con mayor fuerza hacia el candidato Mauricio Funes, del FMLN, que hacia Rodríguo Ávila, del partido en gobierno, Arena. La diferencia de 6 puntos porcentuales reflejada en la V Encuesta Electoral del matutino, que le da 31.1% a Funes y 24.8% a Ávila, mantiene lo que ya creíamos saber sobre la popularidad de los candidatos. Pero estos resultados no son absolutos. También Shafick Handal tuvo una temprana ventaja sobre su rival Antonio Saca. La percepción pública sobre las elecciones tiene dos lados. La Prensa Gráfica hizo la misma pregunta de dos maneras distintas y la respuesta a la segunda pregunta revirtió la diferencia, concediéndole a Arena una victoria por tres puntos porcentuales. Veamos:

1) A las personas se les preguntó por quién votarían en este momento si se realizaran las elecciones para presidente. El 31.1% dijo que por el FMLN; el 24.8%, por Alianza Republicana Nacionalista (ARENA); mientras que el resto de partidos acumula apenas el 2.4% de las preferencias.

2) A los entrevistados se les preguntó: sin importar el partido por el cual simpatiza, ¿en su opinión qué partido ganará las elecciones? El 33.3% dijo que ARENA, y el 30.1%, que el FMLN. Esto sugiere que los ciudadanos, al margen de su simpatía política, ven que algo en el ambiente podría decantar la balanza a favor del partido en el gobierno.

Moraleja: si el FMLN quiere ganar las elecciones, entonces necesita enfocarse en ese 16% de los votantes que se mantienen indecisos. Y debe recordar que el 80% de esos indecisos está conformado por el voto influenciable de los evangélicos. Este es el voto que le dio a Saca la victoria en las elecciones de 2004. Y este es el mismo voto que podría darle un nuevo margen de victoria a Arena en el 2009.

11 comentarios:

GioSV dijo...

Lo he estado pensando bien y talvez el FMLN deba ganar. Cuando llegue al ejecutivo lo más seguro es que haga todo igual o peor que los areneros pero El Salvador podrá aguantar las reformas y políticas absurdas que impongan los frentuditos “ideotizados” (por lo menos eso espero). De esa forma en 2014, la población estará completamente defraudada y se dará la primera gran oportunidad para despolarizar al país a través de una nueva fuerza política realmente progresista. Porque tanto ARENA como el Frente son casos perdidos.

El-Visitador dijo...

«Porque tanto ARENA como el Frente son casos perdidos»

De acuerdo con vos. ARENA necesita que la echen para ver si así se deja de populismos baratos, expansión de las burrocracias, y alzas de impuestos.

Pero creeme que los años 2009-2014 van a ser amargos si ganan los otros.

Anónimo dijo...

El escuchar al embajador gringo en El Salvador durante las elecciones del 2004 decir que si el FMLN ganaba, habrian deportaciones masivas y se perderian las remesas, NO TIENE NADA DE EVANGELICO.... ese terror mediatico es lo que le dio "el gane" a ARENA en el 2004, a parte de una que otra "movidita".

Por otro lado, si los evangelicos son los que van a definir las elecciones del 2009, ARENA esta en graves problemas, porque el bolo Toby puede tener sus adeptos areneros, pero la iglesia ELIM de MARIO VEGA ( amigo y ex-compañero de universidad de Mauricio Funes) tiene muchos mas miembros y seguidores y nada le costaria Mario Vega echarle una manita a su amigo Mauricio Funes para que gane la presidencia facilmente.

Asi que, a los areneros y al gobierno: CUIDADO CON MOLESTARME O ACUSARME DE ESTAR A SUELDO DEL FMLN A MARITO VEGA, PORQUE CON MUCHO MAS GUSTO MARITO LE DARA EL GANE A FUNES CON LOS CASI 300 MIL MIEMBROS DENTRO Y FUERA DEL PAIS.

Solavá dijo...

Ningún pastor debería "darle el gane" a nadie. Si eso fuese posible, entonces ese pastor tendría un poder de influencia que atentaría contra la democracia. Por lo demás, cada iglesia cita un número de miembros que desafían la lógica y el censo. En realidad, el mayor número de evangélicos no están asociados a una de las grandes iglesias sino que son parte de la inmensa red de pequeñas iglesias, y allí es donde la influencia de las radios y otros medios de la iglesia evangélica ejercen su poder.

El grave problema al que se enfrentó Shafick no fue al miedo que podrían provocar las declaraciones de una persona en particular. Shafick no podía vencer la imagen de Shafick: de un comunista comprometido de verdad, algo que muchas personas temían de verdad y que alimentó cualquier cosa que se decía (que eliminaría la libertad religiosa, que se fugarían los empresarios, que censuraría la libertad de prensa, que ya no habrían remesas, etc.)

Hasta donde veo, ese no es el problema de Mauricio Funes. Sus problemas son otros, pero eso es para otra discusión.

verdugo dijo...

"ese pastor tendría un poder de influencia que atentaría contra la democracia"

Je, je,je, je, a ver cuando te escribes un post con esa tu "pluma diestra" que tienes acerca de el ATENTADO CONTRA LA DEMOCRACIA ( usando tu lenguaje) del ex-reo Toby del tabernaculo biblico bautista, de cuando hizo un llamado a sus televidentes a no votar por Mauricio Funes.

Sera que no te diste cuenta? O eres de los que nunca se dan cuenta de algo que no les gusta ni les conviene comentar?

O sera que solo es atentado contra la democracia utilizar el poder de influencia cuando es a favor de la izquierda, pero cuando es a favor de la derecha te haces el maje?

Solavá dijo...

No tengo televisión y, por lo tanto no veo televisión, así que no me di cuenta de que Toby había hecho ese llamado. Pero cuando dije que ningún pastor debería darle el gane a un partido, entonces, obviamente me refiero a "ningún pastor", incluyendo a Toby. Tal vez vos no te has dado cuenta, pero yo tengo años de estarme oponiendo a través de columnas editoriales y artículos en La Prensa Gráfica, en El Diario de Hoy, en El Faro y en otros medios en contra de lo que llamé aquí "atentados contra la democracia", vengan de donde vengan. Por cierto, ya escribí antes, y con mi diestra pluma, acerca del hermano Toby.

Anónimo dijo...

Quisiera saber de donde sacás que el 80 por ciento del voto indeciso es evangélico? y en qué basás tu inferencia que el voto evangélico le dio el gane a Saca?

GioSV dijo...

"ARTICULO 82 (Constitución de El Salvador).- Los ministros de cualquier culto religioso (...) no podrán pertenecer a partidos políticos ni obtener cargos de elección popular.

Tampoco podrán realizar propaganda política en ninguna forma".

Clarísimo como el agua. Parte de la gloria de Occidente ha sido la separación del estado y la religión.

Como fue reprobable en la guerra (y aún actualmente) que algunos curas se metieran en política, así también es inadmisible la intromisión de pastores evangélicos como Toby. Zapatero a tus zapatos por favor.

Solavá dijo...

"Quisiera saber de donde sacás que el 80 por ciento del voto indeciso es evangélico? y en qué basás tu inferencia que el voto evangélico le dio el gane a Saca?"

Lo descubrí por accidente. Estaba investigando el papel de las iglesias en las elecciones cuando solicité un cruce de información al Instituto Universitario de Opinión Pública de la UCA (IUDOP). Y esos fueron los resultados. Como eran tan sorprendentes, solicité el mismo cruce de datos al instituto de opinión de la Universidad Tecnológica y los resultados fueron casi idénticos. Los resultados del IUDOP se volvieron a cruzar una vez más pero con los datos del 2008, y el resultado fue el mismo, y son un reflejo de lo que ocurrió en el caso de Saca.

¿Por qué ocurre esto? Hay que ver cuáles son las restricciones de las encuestas. El 16 por ciento de los indecisos cuenta el total de las personas que eran "indecisos" hasta el día de la elección, pero que al final emitieron su voto. Por hay un número de votantes que simple y sencillamente no vota. Estos no se cuentan. El voto evangélico, de acuerdo a los institutos de opinión conforma el 80 por ciento del voto indeciso, pero éste es también un voto influenciable. En la elección presidencial del 2004 la idea, promovida por Arena, de que Shafick Handal restringiría la libertad de culto, generó una campaña en las iglesias en contra del FMLN y eso tuvo un claro efecto, porque el voto indecisos se convirtió en un voto duro para Arena. Funes no tiene por qué atacar a los evangélicos, sólo suavizar su imagen ante ellos y darles garantías de que él no restringirá la libertad de culto.

Las encuentas actuales que preguntan "¿por quién votaría usted?" son, en esencia un concurso de popularidad y la respuesta es impulsiva. Estos son los números más fluidos y dependen del estado de ánimo de la población. Por eso es que las diferencias porcentuales entre Funes y Ávila varían de 7 hasta 20 puntos porcentuales. Lo interesante es que Funes siempre se ha mantenido arriba, lo cual sí indica una obvia preferencia, y que podría significar que Arena sí está perdiendo votos.

Pero aún así, el FMLN debe revisar los números y las diferencias porcentuales de los votos que realmente se emitieron en la elección del 2004 para un análisis de cómo se comporta el votante salvadoreño.

Anónimo dijo...

Perdón pero cuando leo cosas como que los evangélicos deciden elecciones porque su pastor (llámese como se llame) les dice por quien votar me deja pensando y es que estos no tienen criterio propio, ósea si el pastor les dice que se tiren todos de un precipicio o que se peguen todos un tiro en la cabeza estas van y lo hacen con gusto y felices porque el pastor les dijo que eso es bueno, pero que pena dan de verdad si esto es así es mas los evangélicos deberían de defenderse cuando escuchan o leen este tipo de noticias o comentarios porque de verdad los dejan como unos tontos títeres que ni siquiera pueden tomar decisiones por si solos. Perdón si alguien se siente ofendido pero al que le quede el saco que se lo ponga.

Solavá dijo...

El último comentario: "Los evangélicos deberían de defenderse cuando escuchan o leen este tipo de noticias o comentarios porque de verdad los dejan como unos tontos títeres que ni siquiera pueden tomar decisiones por si solos".

Es verdad. Se podría interpretar así. Pero no es que sean personas manipuladas. No es eso lo que se discutía aquí. El sector evangélico mismo (el hermano Toby, entre otros) afirma que su voto fue muy importante en el 2004 y le dio el margen decisivo a Saca. Pero esto sucedió porque un elevado porcentaje de evangélicos considerados "indecisos" hasta entonces, votaron por Saca. Pero en realidad estaban votando en contra de Shafick Handal. ¿Por qué? Porque llegaron a creer que Handal podría afectar la libertad de culto y reprimir a la comunidad religiosa, más conservadora en materia social (oposición al feminismo, al aborto, etcétera). Handal dijo que no atentaría contra la libertad de culto, sobre todo porque la Constitución lo prohibe, e incluso estableció una relación directa con el hermano Toby. Pero esos acercamientos no tuvieron mayor efecto y muchísimos pastores llamaron a sus congregaciones a votar contra una fuerza política (el FMLN) que supuestamente podría amenazarlos.