miércoles, mayo 28, 2008

Los números de la violencia

Demasiado a menudo los medios de comunicación se confunden al reportar cuál es el país o la ciudad o el municipio más violento, porque se limitan a reportar el número total de víctimas y a comparar estas cifras entre sí. Es corriente que se reporte todos los años que San Salvador es la ciudad más violenta de El Salvador, o que se diga que Soyapango es el municipio más violento., pero ninguna de esas afirmaciones son ciertas. Por ejemplo, esta es la cuenta del número total de víctimas de homicidios dolosos (intencionales) en Centroamérica durante el año 2006 (*), ordenado desde el número más alto:

Guatemala: 5,885
El Salvador: 3,528
Honduras: 3,018
Nicaragua: 686
Panamá: 371
Costa Rica: 338
Belice: 92

De acuerdo con estas cifras, se podría creer que Guatemala es el país más violento y Belice es el menos violento. Pero esto es falso. Si en el pueblo A son asesinadas diez personas en un año y en el pueblo B son asesinadas 20, ¿cuál de los dos pueblos es el más violento? La respuesta es: depende de la población. Veamos. Si en el pueblo A viven 100 personas, y en el pueblo B viven 100,000 entonces es obvio que 10 homicidios tendrían un gran impacto en el primer pueblo, pero el doble de homicidios tendría un impacto mucho menor en el segundo pueblo, porque en términos relativos 20 homicidios es una cantidad menor en el segundo pueblo porque la población es 1,000 veces mayor. Por esa razón para medir el número real de la violencia se mide con la "tasa". La tasa de homicidios en el pueblo A es de 10 por cada 100 habitantes; en el pueblo B es de 0.02 por cada 100 habitantes (para sacar esta tasa se divide el numero total de homicidios entre la población y se multiplica por 100, pero se podría multiplicar por 1,000 o, como se hace usualmente, por 100,000 para determinar el número de homicidios por un referente fijo).

Estas son las tasas de homicidios dolosos por cada 100,000 habitantes en los países de Centroamérica durante el mismo año que reporté arriba, el 2006, ordenadas desde la más alta a la más baja:

El Salvador: 55.3
Guatemala: 45.2
Belice: 33
Nicaragua: 12.46
Panamá: 11.3
Costa Rica: 7.68

El panorama cambia radicalmente. En términos relativos a su población, El Salvador es el país más violento de Centroamérica y Costa Rica es el menos violento. Pero el caso más sorprendente es el de Belice, donde sólo ocurrieron 92 homicidios, pero en el contexto de su población, tan baja, esos crímenes lo ubican en la posición del tercer país más violento de la región.

Si la tasa de 55.3 homicidios dolosos por cada 100,000 habitantes nos convierte también en el país más violento de Latinoamérica, ¿qué pensar de la tasa de homicidios en los municipios más violentos del país? En una nota un poco vaga que apareció este día (28 de mayo, 2008) en El Diario de Hoy se reportan estas sorprendentes tasas de homicidios en tres municipios, algunas de las más altas del mundo:

Quezaltepeque: 174
Soyapango: 145
San Juan Opico: 87.5

¿No sería lógico qué también calculáramos el número de policías de acuerdo a la cantidad de la población, y la asignación local de policías de acuerdo a la intensidad del crimen según la tasa? Por supuesto que sería razonable tener una doble estrategia que responda a dos necesidades complementarias, pero el ministro de Seguridad Pública, René Figueroa, no quiere cambiar su estrategia, la cual se basa sólo en el eje de riesgo pero no en el eje poblacional, según esta otra nota de El Diario de Hoy, Censo poblacional no incidirá en los planes policiales.

Tal véz René Figueroa no se ha dado cuenta de que nuestra tasa de homicidios, de por sí la más alta de Latinoamérica cambió con el nuevo censo. Ya no es de 55.3 por cada 100,000 habitantes. A partir del censo de 2007, nuestra tasa es de 61 homicidios por cada 100,000 habitantes (según datos del 2006). Este cambio en el censo, irónicamente, nos deja más protegidos, porque significa que, en términos relativos, ahora tenemos más agentes policiales en relación a la población nacional. Aún así, sólo tenemos 17,000.

Por cierto, el número total de miembros de seguridad privada según Rovira, el director de la Policía Nacional es de 21,000. Sobre esta discrepancia con el número de agentes públicos hay un buen comentario en el blog de Ixquic.
_________

* Los datos incluidos en esta nota provienen del Observatorio Centroamericano sobre Violencia (OCAVI).

2 comentarios:

El-Visitador dijo...

verificá el enlace a EDH que no funciona.

Solavá dijo...

Arreglé el enlace, gracias.