domingo, septiembre 14, 2008

Ciudad imaginada

«Exhibir este tipo de "Obras" durante el mes de la fotografía de San Salvador, pero también, en otras oportunidades, en centros culturales o en galerías de Suchitoto revela simplemente un acto de impostura. Un fraude intelectual que consiste en especular con valores culturales fotográficos aún en una etapa emergente para autoproclamarse artistas conceptuales, pretendiendo que “nos traguemos el hueso”.»
Christian Poveda, Caminatas aburridas, Contrapunto, 12 de septiembre de 2008.

Estas fuertes palabras no dudan. Renuevan una acusación que se les ha hecho en varias ocasiones a los artistas salvadoreños: con ellas se señala a un grupo de fotógrafos novatos (“en una etapa emergente”) de especular con los valores de la fotografía para montar un “fraude intelectual” con el único propósito de “autoproclamarse artistas”. En esta ocasión el debate fue propiciado por un fotógrafo francés al criticar una exposición colectiva incluida en ESFOTO 2008. Christian Poveda cubrió la guerra de El Salvador durante la década de 1980 para la revista Paris Match. Actualmente vive en El Salvador. Entre sus últimos trabajos hay una colección de retratos de pandilleros salvadoreños.

A quienes les interese, he incluido partes de ese debate en tres jornadas:

Ciudad imaginada I - la crítica de Christian Poveda.
Ciudad imaginada II - un comentario breve del artista Eduardo Chang.
Ciudad imaginada III - la respuesta del curador de la exhibición, Walterio Iraheta.

El blog de la exposición se puede encontrar en el enlace Ciudad imaginada. Los lectores pueden ahí juzgar por sí solos si las fotografías incluidas en la exposición son tan vacías y tan inexpertas como afirma Poveda.

* La fotografía es de Rodolfo Walsh.

3 comentarios:

El-Visitador dijo...

El arte es aquello que place al espectador.

Sólo podemos medir cuánto place al espectador el arte midiendo cuándo dinero o esfuerzo el espectador está dispuesto a invertir en el arte en cuestión.

Un Van Gogh cotiza en $25MM? Alguien debe apreciar tanto a Van Gogh que está dispuesto a separarse de $25 morlacos ganados con dificultad a cambio de poner el cuadrito en su casa.

Una foto es tan mala que nadie la quiere comprar, o que nadie se interesa en visitar el sitio internet donde se le exhibe, o que nadie se interesa en financiarle una exhibición pública? Evidentemente, no es arte.

Si la foto solamente se exhibe porque algún gobierno canalizó dineros de impuestos para exhibirla, difícilmente sea arte, a menos que haya masivo flujo de ciudadanos a visitarla.

Ahora bien, si la foto es exhibida sin intervención alguna de fondos gubernamentales, quiere decir que al menos alguien estuvo dispuesto a sacrificar sus dineros personales para exhibirla.

El dinero es el test del arte.

¿En cuánto se venden las fotitos?

Soy Salvadoreño dijo...

Creo que ya he visto esto antes: un dizque critico criticando a un dizque artista y este a su vez respondiendole.
Al final lo unico que ambos ven es su ombligo.
Que discusiones mas vacias y sin sentido.
Y lo chistoso es que se les va su alma es demostrar que su postura es la correcta.
A mi, como parte del publico ignorante, me da risa.
Como decia Gump: "Stupid is as stupid does".
Saludos

Khyron Elric dijo...

No lei este articulo, por que el formato es bien malo, la verdad deberias de pensar en pedir ayuda para la presentacion, me dolio la cabeza con solo leer el inicio.. unas clasesitas de diseño no estarian mal.
por lo demas, el blog es bueno.