miércoles, julio 04, 2007

Una imagen del país en el que vivimos

¿Qué habrá en esas cajas? ¿Armas de fuego? ¿Bombones? ¿Cepillos de dientes? ¿Condones?

De nada sirve especular. No lo sabemos y no lo podemos saber a simple vista, por mucho cuidado que pongamos al examinar esta fotografía entregada a los medios de comunicación por la Policía Nacional Civil (PNC). Una cosa que sí podemos ver es que en esta imagen aparece, entre otros, Mario Belloso (a la izquierda, señalado por el círculo), quien fue formalmente acusado ayer de asesinar a dos policías y de atentar contra la vida de otros más el cinco de julio de 2006. Según la PNC, esta fotografía se encontraba en los archivos de la computadora que le confiscaron a Belloso.

Averiguar la relación de las personas presentes en esta fotografía, incluyendo la relación de la diputada del FMLN Nidia Díaz (a la derecha, señalada con el círculo) con el imputado Belloso, es tarea exclusiva de los investigadores de la Fiscalía General de la República, de acuerdo a la ley. Y los fiscales no pueden darse el lujo de adivinar, tienen que comprobar esa vinculación “ilícita” si es que en verdad existe. Esto no lo digo yo, lo dice la ley. La presunción de inocencia está establecida en nuestro marco legal por el artículo 12 de la Constitución de la República de El Salvador de 1983: “Toda persona a quien se le impute un delito, se presumirá inocente mientras no se pruebe su culpabilidad conforme a la ley y en juicio público, en el que se le aseguren todas las garantías necesarias para su defensa”.

La PNC está jugando un juego muy peligroso con este rompecabezas que está armando con las evidencias que tan impacientemente le está dando a los medios de prensa.

Por un lado está la “cadena de custodia de la prueba”. Esto significa que es imprescindible que toda evidencia recolectada en un caso criminal sea protegida de contaminaciones. El caso de Nelson García, un abogado y candidato a magistrado acusado de abuso sexual de menores de edad, se perdió porque la PNC divulgó prematuramente la evidencia irrefutable que tenía en sus manos: fotografías y videos hechos por el imputado. En ese caso, el juez resolvió que la cadena de custodia de las pruebas se perdió cuando la PNC decidió mostrar a los medios de prensa los videos en los que García aparecía con una jovencita en una situación comprometedora, para decirlo con discreción. Todos los que vimos las imágenes de esos videos y fotografías concluimos que García era culpable, no podía ser de otra manera ya que lo vimos cometer un delito. Pero la ley no se comporta así. Según el juez de ese caso, no se siguió el debido proceso que la ley establece. Como consecuencia, García fue exonerado y, por lo tanto, es inocente. Aunque nos cueste creerlo, el sistema funcionó, porque más importante que una condena de García es que se haya fortalecido la protección del sistema de derechos que nos ampara a todos.

Por otro lado, se podría interpretar el voluntarismo de la Policía en el caso Belloso como un acto ilegal. No soy abogado, soy un ciudadano y por eso no cito el Código Procesal Penal sino la Constitución que me otorga derechos ciudadanos y la cual establece que antes de una acusación formal debe darse el “debido proceso”. No se ha dado, hasta donde yo sé, el debido proceso para acusar a Nidia Díaz de conspirar con Belloso para asesinar a los policías el 5 de julio de 2006. Tampoco parece que se le ha acusado de ningún otro delito. Por si fuese necesario decirlo: una persona no es culpable de nada tan solo porque ha conocido a un criminal; cada individuo es responsable de sus propio actos. De acuerdo a la ley, son inocentes todas las personas que aparecen reunidas con Belloso en esa fotografía, que, a todas luces (aunque no hay que olvidar que todo es posible), se tomó antes de la comisión del crimen. Y estas personas continuarán siendo inocentes a menos que la Fiscalía, siguiendo el debido proceso, las acuse de un delito específico. Por estas razones, da la impresión de que la PNC no está ofreciendo esta fotografía a los medios de prensa con el fin de apoyar el caso de la Fiscalía contra Belloso, sino con el propósito de vincular al FMLN con un crimen particularmente vicioso.

Francamente, no me importa el futuro de los partidos políticos de El Salvador, los cuales no son nada más que instrumentos de la ciudadanía. Pero sí me importa el futuro de El Salvador. Cuando se habla del “estado de derecho”, se habla con relación a este tipo de situaciones. Los ciudadanos quieren que la justicia se aplique con justicia en el caso de los policías asesinados. Por lo tanto, no le corresponde a la PNC actuar como un cuerpo acusador. Tampoco le corresponde a los medios de prensa ser un tribunal. Y mucho menos, no está en manos de la ciudadanía convertirse en jueces de nadie.

En todo caso, el único papel que le corresponde tanto a la ciudadanía como a los medios, y que es esencial al proceder de las instituciones gubernamentales, es el de ser defensores de la paz. ¿Cómo se logra eso? Respetando el estado de derecho y fortaleciendo a las instituciones de la democracia. Los dos policías asesinados tan cobardemente el 5 de julio de 2006 merecen que la ley se aplique con vigor. Y las familias de esos hombres que murieron desarmados en el cumplimiento de su deber merecen que este crimen no quede en la impunidad. Debe haber justicia. Pero con justicia.

Fotografía: Reproducida de la versión publicada por El Diario de Hoy, el martes 3 de julio de 2007, páginas 2 y 3. Se trata de dos fotografías unidas.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buenas tus observaciones, Jorge.Nítidas.

Como era de esperar, ya comenzó el show de cara a las elecciones. Y lamentablemente Arena, una vez más, demuestra cómo pone las instituciones al servicio de sus intereses partidistas. Lamentable.

La regla de oro en todos estos casos es la cautela y el respeto a la presunción de inocencia. Una filtración de este tipo, más allá de lo que muestre, lo que busca es el daño propagandístico. Cuando la justicia ponga en orden las cosas, si es que las pone,el daño a la imagen de Díaz ya estará hecho.

Arena ya ha entrado en una dinámica muy delicada: tal parece que el fin, cara a las próximas elecciones, justifica los medios.

Beka dijo...

Lo que pasa es que con todo lo que ha surgido ultimamente, las unicas maneras qeu tiene el Gobierno de mantener el poder es de esta forma.

Las leyes aqui ya no importan, los debidos procesos tampoco.

Escuché a Avila rasgandose las vestiduras porque al parecer Belloso esta reunido con un grupo de maestros y segun el, se está tratando de inducir a jovenes a hechos delictivos, pero no da pruebas de ello.

Todo esto ya parecen los atentados terristas en Inglaterra y en EU (los mas recientes, no los del 2001), las autoridades dicen qeu encontraron un video, evidencias, que alguien iba a cometer un delito pero a quien le consta??? Dicen que estan usando explosivos liquidos y les quitan la leche de los bebes a los viajeros, pero pruebas de ello nunca salen a la luz publica.

hunnapuh dijo...

Mmmm en muchas fotografías publicas, altos funcionarios del gobierno aparecen "departiendo" junto a García Prieto, Carlos Perla, Carlos Silva y muchos de los acusados a diferentes delitos de corrupción.

¿Será motivo para una acusación de complicidad?

Lógicamente la fotografía fué entregada a los medios con motivos puramente electorales porque no se puede decir que sean motivos "políticos".

La función ha comenzado y estamos en primera fila.

Carlos Abrego dijo...

Nada que agregar ni a los comentarios, ni al artículo. Este establece principios y exigencias ciudadanas que deberían respetarse. No se respetan en El Salvador.

Anónimo dijo...

Tu artículo es ejemplar, todos los periodistas del país deberían tener una copia en su mesa de trabajo.

Y los todos los lectores del país deberían leerlo, para que estuviesen advertidos de los "excesos" en que incurre la "prensa democrática" salvadoreña.

Y a este muchacho, que lo condenen si es culpable. Eso sí, que no lo utilicen para empezar una caza de brujas. Miedo da, sinceramente, esa hipótesis, que algunos ya dan por cierta, de "los autores intelectuales" del asesinato.

Dejando de lado todo eso, me preocupa, y mucho, la izquierda salvadoreña. Hay sectores de ella que muestran claros signos de atrofia mental y esos sectores, a los que el Frente ha prohijado y que después del 5-J no ha condenado con suficiente energía,pueden impedir que se de la alternancia en el gobierno.

Cinco años más de la derecha en el gobierno pueden venirle mal a la salud de nuestra democracia.

Lamentablemente el Frente da señales de no ser una sólida alternativa. No sería bueno que esto es pudriera. Hacen falta aires nuevos, hace falta una alternativa que lidere el descontento.

Debería separarse el tema judicial del político, pero quien los mezcla es la misma policía...que ya no va trás una persona, sino que detrás una organización. Si hay más culpables, a los que acusen evidencias sólidas,que los juzguen.

Pero debería preocuparnos el futuro y la naturaleza del accionar de los partidos politícos; de ellos depende, en alguna medida, la salud de nuestro sistema político y ,en suma, de nuestra democracia.

Carolina dijo...

Me gusta el título porque es profético; vivimos a oscuras, especulando, imaginando, la verdad no aparece y si aparece es apedreada por todos. Buena ironía Avalos, te pasaste.

Solavá dijo...

"...los "excesos" en que incurre la 'prensa democrática' salvadoreña..."

Estos "excesos" son legión en todas partes del mundo. Por esta razón yo no creo que los medios de prensa hayan incurrido en un erro al publicar los materiales que les ha dado la Policía o el Ministerio de Seguridad, porque esto lo habría hecho cualquier medio de prensa en cualquier parte del mundo.

Lo que a mí me perturba es lo que dije en el post: tenemos instituciones aplicadoras de justicia y deberían funcionar, siempre acorde a la ley.

También los lectores de periódicos tienen que aprender a aplicar la regla de "sospecha" sobre las noticias que tienen un impacto político. Esto significa que hay que separar de la noticia, lo que parece ser una opinión o una interpretación de la información dura: los datos, las cifras, las descripciones visuales, etc. Así, con la información válida, el lector o lectora puede sacar sus propias conclusiones.

Por cierto, este día el caso Belloso va entrar en una nueva etapa. Con sus últimas declaraciones, en las que implica a miembros del liderazgo de base del FMLN, se puede esperar una fuerte y contundente campaña de desprestigio de su persona. Es decir, esta vez es la izquierda la que podría pasar a "juzgarlo" anticipadamente para contrarrestar las vinculaciones al FLMN que ya se anticipaba que le iban a hacer. Si esto pasa, el FMLN va a caer en el mismo juego de pre-juicios, cuando en realidad deberíamos todos, ante cualquier caso de homicidio, demandar que la justicia actúe con eficiencia e igualdad.

Anónimo dijo...

El error no radica en publicar los materiales que dio la policia, sino en la forma en que fueron "interpretados", la prensa seria debe hacer también una lectura inteligente de los materiales que le brinda la policía
y no es el caso.El círculo en torno al rostro de Nidia Díaz es abonimable, enfático, sesgado y te lo digo no por defenderla. A mi, en lo particular, es una persona que me cae mal.

Que estos excesos los cometa también la prensa de otros paises no es una excusa, continúan siendo excesos interpretativos, tanto aquí como en China.

Hablamos de la polarización de los partidos y con razón. Pués bien, la prensa haría bien si pudiera ofrecerle a los lectores una visión más cautelosa y reflexiva de los hechos y no es el caso. Ya no sabes si los patrones interpretativos y las hipótesis que acompañan el material proceden de la policía y del partido oficial o si son elaboración de la misma prensa. Concluyo: esa falta de distancia con que la prensa se lanza a publicar los materiales revela que también se haya polarizada y al servicio de intereses partidistas.

Las personas o instituciones que utilizan tregedias como estas para obtener beneficios políticos son carroñeras. El Frente es carroñero, Arena también lo es, pero sería de esperar que los medios de comunicación nos salvaran de ese espectaculo y lamentablemente no es así, ellos también son carroñeros.

Solavá dijo...

Necesito disculparme con muchos visitantes. Todavía me cuesta creerlo pero este post ha recibido cientos de comentarios. Al principio no sabía cómo ni porqué, pero ahora comprendo que el interés por el caso Belloso es internacional y los visitantes están llegando por medio de Google y no por los enlaces de otros blogs, como casi siempre sucede. Supongo que las visitas sobre este tema también se han disparado en otros blogs, para los que siguen las estadísticas de las visitas. Lamentablemente, no puedo leerlos todos porque tengo muy poco tiempo por ahora para leerlos, y debido al filtro de moderación no puedo pasarlos automáticamente, tengo que aprobar uno por uno. Así que lo lamento mucho.

También he tenido muchos problemas técnicos accesando la sección de moderación de comentarios, no sé si alguien más ha tenido este problema, pero al parecer es un problema de incompatibilidad entre la vieja imac que ocupo y el sistema blogger, no sé. Alguien me dijo que si cambiaba de navegador se podría arreglar, así que cambié de Safari a Firefox, pero últimamente la página de moderación de comentarios no se abre y los comentarios no están siendo transferidos a mi cuenta de gmail. ¿Sabe alguien por qué está ocurriendo esto?

hdgp2y3 dijo...

Me gusta tu postura con relación al blog de trillos de lpg. te voy a dar seguimiento en este tu blog por que digiste que trabajas para edh y considerando sus origenes y posturas históricas se me hace difícil que alguien pueda trabajar ahi y pensar o escribir distinto a la "linea editorial".
Quiero saber si solo hora cero es tu acceso a la telaraña, si no, decime donde te ubico