viernes, febrero 13, 2009

¿De dónde me habla, mi amor?

El alcalde de San Miguel, Will Salgado, jugó a ser presidente populista esta semana al realizar una "consulta popular" televisiva con sus electores para decidir si le daba su apoyo a Arena o al FMLN. Al final, Arena ganó su apoyo en las elecciones presidenciales. Ese apoyo es importante debido a su influencia en el electorado de San Miguel y de la zona oriente del país.

Aunque ahora el FMLN trate de restarle importancia a su decisión de este día, que logró apoyo de líderes comunales para el partido de derecha, la verdad es que el partido de izquierda sí esperaba y quería y necesitaba el apoyo de Salgado por el número de votos que podría haberles garantizado. De otra manera, Mauricio Funes nunca se habría reunido con él y el FMLN no habría anunciado con bombo y platillo el apoyo que han recibido de otros alcaldes menores del PCN y del PDC.

Pero, en retrospectiva, cabe preguntarse si una alianza con el diablo no les habría hecho más daño que bien. Pedir el apoyo de un ex militar que ostenta con orgullo un gigantesco retrato del coronel Domingo Monterrosa a la entrada de la alcaldía de San Miguel, ¿no le habría dado a la población la impresión de que el FMLN daría cualquier cosa por sumar votos? ¿Dónde queda la dignidad de la izquierda con estas alianzas interesadas?

He aquí la tendenciosa pero también jugosa y entretenida crónica de Cecilia Polío publicada en Diario CoLatino sobre la "consulta popular" televisiva del alcalde migueleño, una de las mejores que he leído en ese periódico: Salgado nunca tuvo los pies descalzos, martes 10 de febrero de 2009.

Postcript

Creo que Salgado nunca tuvo otra intención más que apoyar al candidato de Arena.

Will Salgado dará su apoyo a Arena, El Diario de Hoy, 14 de febrero de 2009.

Will Salgado anuncia que respaldará a Ávila, El Faro, 15 de febrero de 2009.

Salgado y Ávila canjean compromisos por apoyo, La Prensa Gráfica, 16 de febrero de 2009.

3 comentarios:

Chichimeca dijo...

Realpolitik, muchá. En estos dorados tiempos, las grandes alianzas lo son todos. Alianzas de la derecha-izquierda o la izquierda-derecha, o de los duro-blanditos. Lo único reconfortante es saber que, en el país de la sexta-décima, todo ello tiene una extraña y predecible coherencia.

Pericuyo dijo...

"¿Dónde queda la dignidad de la izquierda con estas alianzas interesadas?"

Y ARENA haciendo tratos con los del club FDR y CD. Eso obviando que el candidato a la vicepresidencia de ARENA hace un año exigía la destitución del mismo en el ejecutivo bajo cualquier medio. No se puede pasar de largo que ARENA ha adoptado un discurso totalmente social demócrata en su interes por afianzarse las elecciones presideciales. ARENA es una ALIANZA republicana nacionalista INTERESADA que quebró los sueños de Chevéz. Si que no, jajaja.
Saludos.

Solavá dijo...

No hay ninguna alianza entre Arena y el CD o el ya desaparecido partido FDR, pero si la hubiera de ninguna manera sería comparable a una alianza táctica o de cualquier otro tipo, entre el FMLN y los militares que los mismos militantes del partido de izquierda señalan como represores, asesinos y violadores de derechos humanos. Una alianza de Arena con partidos pequeños de izquierda sólo ayudaría a consolidar la imagen de que el partido de derecha se ha movido hacia el centro. Una alianza del FMLN con ex militares de la extrema derecha que tuvieron un papel represivo durante la guerra no le suma nada al FMLN, pero sí socavaría la confianza que tienen hacia sus líderes los militantes duros del partido de izquierda. Simple y sencillamente, es una movida estúpida por parte del FMLN buscar votos a través de personajes como Salgado.