lunes, febrero 16, 2009

Una fotografía impublicable

Esta imagen, captada por Lissette "la China" Lemus, una fotoperiodista de El Diario de Hoy, acaba de ganar el premio mundial de fotografía de World Press Photo en la categoría "Escenas cotidianas". A pesar de que la imagen constituye una severa crítica a la situación de violencia que vivimos en el país, una política editorial desarrollada por lo medios de prensa en los últimos años no permitió que la fotografía se publicara en El Salvador cuando se tomó el 15 de octubre de 2008. Curiosa ironía, la fotografía, impublicable como noticia se publicó como pieza de arte el sábado 14 de febrero pasado en la sección de Cultura.

No importa cómo, pero se publicó. Es una buena foto. Felicidades por el premio, China.

La realidad cotidiana gana premio, El Diario de Hoy, viernes 13 de febrero de 2009.

6 comentarios:

El-Visitador dijo...

Es una foto tan desnuda y tan extrema, que hasta parodia parece.

Algo que podría haber salido en Monty Phyton.

Y sin embargo, es la cotidiana realidad salvadoreña.

¿Cómo convencer a ésos niños, cuando sean votantes, que el crimen y la violencia no son normales, y que el país necesita al menos el doble de policías, cárceles y jueces para poder aspirar a una semblanza de humana normalidad?

Será difícil, porque ya ellos deben haber internalizado que los cadáveres en las calles son parte de la vida, como las sombras del ocaso y la oscuridad de la noche.

Y sin embargo, las muertes violentas no lo son.

- * -

Por cierto la foto de Lemus aparece aquí, y no donde la tenés enlazada.

Ixquic* dijo...

leí la nota, y como la periodista defiende su foto, argumentos que me parecen aún cuando no fuera publicada antes la imagen refleja algo que realmente pasó.

impresionante,

slds.

Soy Salvadoreño dijo...

¿Ironía?
Yo no llamaría así la postura del medio. Quizas se podria decir que es una incoherencia, incongruencia, contradicción, incosecuencia, sinrazón y desatino, pero... no es raro en el medio.
Y quisiera dejar claro que no me meto con la calidad de la foto ni de la fotografa. Felicidades a ella y que triste por el medio.

Solavá dijo...

Soy Salvadoreño, ningún medio de prensa en El Salvador está publicando fotografías como ésta debido a un acuerdo a favor de respetar a las víctimas. También se pretende minimizar el contenido amarillista. Dos años antes de que se redactara ese acuerdo, yo promoví esa idea pero me limité a sugerir que los periódicos no publicaran las fotografías de niños asesinados. Por otro lado, no creo en la implementación dogmática de estos criterios. En este caso, por ejemplo, creo que la imagen va más allá de la documentación de un crimen y se convierte en un comentario sobre la cotidianeidad de la violencia en El Salvador.

Soy Salvadoreño dijo...

"un acuerdo a favor de respetar a las víctimas".
Estoy a favor de eso.
"no creo en la implementación dogmática de estos criterios"
No soy dogmatico tampoco yo.

Aún asi, me pregunto: ¿como noticia que la señora se murio la foto no es publicable pero como noticia que la fotografa ganó entonces si es publicable? Algo no me cuadra, pero quizas solo soy yo.

Por otra parte, se que por lo general, el premio lo recibe exclusivamente la fotografa, pero tratando de no ser dogmaticos en esto, ni ortodoxos, ¿no deberian recibir algo de ese premio, los deudos de la fallecida? Digo, si ya se falto al acuerdo y se le irrespeto a la victima. para poner el alto el trabajo de la fotografa (y del medio que la emplea) algo deberian recibir ellos en compensación, ¿no te parece?

Solavá dijo...

Para publicar la foto se contextualizó. Si te fijas en la página, la imagen no apareció como noticia sino integrada en la página de World Press Photo. Puede parecer extraño pero lo que se publicó no fue la fotografía de la mujer asesinada sino la página en el sitio de World Press Photo que anuncia la ganadora de esa categoría.

Por la cuestión de derechos... Ese es un tema muy complicado. Si los estudiantes hubieran estado dentro de una escuela, la fotógrafa habría tenido que pedir permiso. No se puede reproducir en un periódico, por razones éticas, el rostro u otros signos que identifiquen a un niño o niña que ha sido victimizado (esto es particularmente importante en relación a delitos que causan estigmas sociales: trata, tráfico, violación, infección de VIH, etc). Un hecho noticioso, incluso un homicidio, por ley no puede ser propiedad de nadie, porque si no no existirían las noticias. La ley tiene un apartado sobre esto. Pero es una cuestión complicada.

Una fotógrafa muy conocida, Susan Meiselas me dijo una vez que un fotógrafo siente que las personas tienen derecho a sus propias imágenes, pero la responsabilidad de los fotógrafos no se traduce a darles dinero. En su caso, la China ha participado en exposiciones sobre el tema de la violencia en El Salvador y en particular sobre el fenómeno social de las pandillas. Es así como un fotógrafo paga su deuda: creando conciencia.