miércoles, abril 22, 2009

Héctor Ismael Sermeño, el gran masturbador

«La doble moral es un estrecho apéndice de la hipocresía; puede ser la hipocresía misma; podría ser, también algo inherente al ser humano; son tantas sus manifestaciones, que pareciera que la norma social fuera quebrantada constantemente. Hecha la ley, hecha la doble moral. La crítica a esa doble moral es inherente a la comedia; por eso nos divierte; el género ha servido desde Aristófanes para reírnos, de los demás y de nosotros mismos. Vernos reflejados nos causa risa, aunque secretamente guardemos ese reflejo; sólo queremos juzgar, no queremos ser juzgados, y el autojuzgamiento provocado por la comedia, no deja de ser un poco onanista; por lo tanto, placentero.»
Héctor Ismael Sermeño, Diario Colatino, 31 de marzo de 2009.

Onanista quiere decir que practica la masturbación. Según Héctor Ismael Sermeño, el actual director de Patrimonio Cultural de Concultura, ver el montaje que Roberto Salomón hizo de la obra Tartufo de Molière para el Teatro Poma, le causó un placer masturbatorio porque se sintió reflejado en los personajes que ascienden al poder y se enriquecen por medio de la hipocrecía y de la doble moral. Esto es exactamente lo que está diciendo. Para probar mi punto sólo necesito citarlo de nuevo: «Vernos reflejados nos causa risa, aunque secretamente guardemos ese reflejo; sólo queremos juzgar, no queremos ser juzgados, y el autojuzgamiento provocado por la comedia, no deja de ser un poco onanista; por lo tanto, placentero.»

Esta es la primera vez que un burócrata corrupto de Arena nos dice lo que piensa de verdad, y con ello demuestra lo que es. Gracias por su honestidad, señor Sermeño. Sólo lamento que esperara hasta ahora para hacer su confesión, después de promover durante cinco largos años la destrucción por acción u omisión de una parte importante del inapreciable patrimonio cultural de El Salvador y de todo eso que usted prefería llamar “basura arqueológica”.

Y, por cierto, señor Sermeño, la verdad es que no, la hipocresía no es inherente al ser humano. La hipocresía sólo es inherente a los hipócritas.


Ver también: ¿Patrimonio cultural?

7 comentarios:

Ixquic* dijo...

encantador!

Solavá dijo...

¿Encantador?

Ixquic* dijo...

"Y, por cierto, señor Sermeño, la verdad es que no, la hipocresía no es inherente al ser humano. La hipocresía sólo es inherente a los hipócritas"

Encantadora frase (y el post que me gustó)

Soy Salvadoreño dijo...

"un burócrata corrupto de Arena nos dice lo que piensa de verdad, y con ello demuestra lo que es"
Tengo la impresión que la primera parte de la cita que pongo, la leeremos y escucharemos bastante en los proximos meses. Ahora mas que nunca, muchos hablan de la corrupción arenera, que parecia obvia pero nunca era comentada abiertamente.
Se que eres honesto, pero se que eres comedido tambien, por lo que ante esta frase tan "fuerte", no dejo de preguntarme si la frase hubiese visto la luz, sin el previsto cambio de administración.

Saludos.

Solavá dijo...

El enlace al final se refiere a una nota que escribí sobre la destrucción del patrimonio cultural en noviembre del 2006, cuando ya Sermeño era el director de esa dependencia de Concultura. En el 2007 gané el Premio Nacional de Medio Ambiente por un artículo sobre la destrucción de las áreas naturales protegidas, que estaban siendo robadas, parceladas y destruidas; la responsabilidad de esa negligencia a propósito recaía directamente sobre Miguel Tomás López, presidente del ISTA y director ejecutivo de Arena, y sobre Hugo Barrera, ministro de Medio Ambiente y miembro del COENA. Ambos fueron retirados de sus puestos a raíz de las repercusiones de la publicación. Dos funcionarios presidenciables de Arena, el ministro de Gobernación y presidente de ideología, René Figueroa, y el ministro de Salud, Guillermo Maza, fueron expuestos en dos publicaciones mías por actos de corrupción en sus respectivos ministerios: el primero por el tema de la implicación de funcionarios de Gobernación en el tráfico humano y el segundo por fraude documental en el caso Record. Pero en los tres casos que he mencionado, el FMLN se ha negado a tomar acciones a favor de la justicia. Al principio eso me sorprendió, pero ya no, porque ahora sé que también el FMLN es parte del sistema político de El Salvador y funciona a base de conveniencias. El FMLN se ha beneficiado ampliamente de la repartición de tierras estatales (que llevan a la destrucción de nuestros bosques), así es como ex guerrilleros obtuvieron tierras después de la guerra, incluyendo los manglares de Jiquilisco y el Bosque Santa Clara, ambas reservas nacionales han sido prácticamente destruidas. También el FMLN ha encubierto, por medio de la Asamblea, denuncias de funcionarios involucrados en tráfico de personas y procedieron a tomar acciones en el caso Record sobre la base de información fraudulenta sabiendo que era falsa y que ignorar la verdad provocaría un mayor daño ambiental.

No creas en ningún político. Ningún partido tiene la verdad. El papel de la ciudadanía no es ponerse al servicio de los partidos políticos sino imponerse sobre ellos para que ellos, los funcionarios, estén al servicio de los intereses de la ciudadanía.

Anónimo dijo...

Y quien esta siendo el onanista? el que se masturba la mente creyéndose por sobre la moral de los demás. No es acaso una masturbación mental el creerse sobrado para juzgar a aquellos que se sacrificaron por nuestro pueblo?

Solavá dijo...

"No es acaso una masturbación mental el creerse sobrado para juzgar a aquellos que se sacrificaron por nuestro pueblo?"

¿Sermeño se ha sacrificado por nuestro pueblo?

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.

Jajajajajajajaja.