viernes, septiembre 14, 2007

Don Francisco, ¿un ejemplo para Mauricio Funes?

La columna de Roberto Salazar Candel en el Diario Co Latino, “Aunque usted no lo crea” incluyó este día una curiosa comparación, supuestamente hecha por un amigo suyo chileno: Si Mauricio Funes puede correr para presidente de El Salvador por el respeto que la gente le tiene por su carrera periodística, ¿no podría hacer lo mismo en Chile Don Francisco, conocido internacionalmente por su programa Sábado Gigante? Esta no es una pregunta ociosa, según da a entender Salazar Candel, aclarando que Don Francisco es también un entrevistador de personalidades políticas. Jamás se me habría ocurrido hacer esa comparación, pero es iluminadora. He aquí el fragmento donde se aborda ese tema:

En cuanto al FMLN –dije- el lunes realizó un “Dialogo Social Abierto” y uno de los invitados fue Mauricio Funes, aplaudido por la concurrencia que gritaba “Funes Presidente”. Por eso a la salida, un periodista lo entrevistó y le preguntó: “Se habla sobre su precandidatura ¿qué tiene que decir? Y la respuesta fue:

“Mi nombre ha aparecido como una persona que es nombrada, sugerida, propuesta, no sólo por las bases del FMLN, sino por sectores de la vida nacional, y eso no me coloca en condición de precandidato, me coloca únicamente como una persona que a raíz del trabajo desarrollado a lo largo de estos 20 años goza de aceptación, de respaldo y confianza ciudadana. Será el FMLN el que tomará la decisión si me hace una propuesta o no”.

Mi amigo –preguntó- en base a qué [tiene] el respaldo y la confianza ciudadana: ¿cargos políticos, académicos, dirigencia de gremiales (empresarios, profesionales o trabajadores) o [por] presidir alguna institución de relevancia nacional o internacional?

A ninguna de esas actividades –dije- ha sido como entrevistador televisivo y, por su profesionalismo como comunicador, llegó a tener una importante audiencia en sus programas de entrevistas, incluyéndome cuando estaba en el país. (Le enseñé un artículo del Mundo donde describen parte su vida laboral –de más de 15 años- desde antes del programa que lo lanzó al público: La Entrevista al Día, del 12).

No puedo creer –dijo mi amigo- que alguien con esos antecedentes sea el candidato del FMLN, especialmente con tres elecciones consecutivas perdidas.

Y –siguió- en Chile la Concertación lleva cuatro períodos consecutivos gobernando, pero a la Alianza por Chile jamás pasaría por la cabeza llevar a Don Francisco de candidato que tiene más de 40 años de tener gran aceptación, respaldo y confianza ciudadana.

Y no sólo en Chile, sino en todo el continente, homenajeado en varios países o gobiernos, entrevistador de presidentes, incluyendo a Lagos. (En El Salvador se desconoce que Don Francisco, además de animador, dedicó sus programas nocturnos a entrevistas de connotados políticos o autoridades públicas).

Además –dijo- Don Francisco jamás aceptaría un puesto político, puesto que de inmediato perdería toda credibilidad como comunicador. Muchos periodistas han querido inducirlo a opinar sobre política y Don Francisco enfatiza que él entrevista no opina, por respeto a su público.

Hacerlo sería pretender instrumentalizarlos burdamente, aprovechando la confianza que le tienen y en Chile eso no es posible ni ética o políticamente.

Y es que un jefe de estado necesita un mínimo de experiencia en gestión pública, manejo del negocio e intereses en juego para gobernar (arte) y claridad de los principales problema económicos, sociales y políticos con sus soluciones. Es el que toma la decisión final, no un intermediario o firmante.


Postdata: Según un interesante comentario que recibí en respuesta a este post, escrito por Eduardo Tobar Lagos: Mario Kreutzberger, "Don Francisco", fue tentado en 1989, saliendo de la dictadura de Pinochet, por los partidos de derecha (de Chile) para encabezar la candidatura presidencial desde una plataforma "independiente".

Fuente: Diario Co Latino, viernes 14 de septiembre, 2007.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien Avalos, tu pregunta es buena. Es una pregunta con calidad filosófica: ¿Cuáles son los criterios por los que cierto sector de la izquierda elige a Funes como su posible candidato a la presidencia? No se trata de un simple porque sí, porque me gusta, porque es un buen comunicador, porque maneja un buen discurso. No,las cualidades que veamos en en él deben estar en sintonía con las que demanda el cargo para el que vamos a postularlo. Así de simple. A un piloto de avión se le exigen cierta cualificación y ciertas cualidades para su trabajo.

El asunto es abrir la discusión, Sospecho que lña elección de muchos es emotiva. De acuerdo, muchas de nuestras elecciones son emotivas. Tu pregunta es una invitación a que una preferencia emotiva se fundamente.

¿Por qué tendríamos que elegir a Funes como candidato de la izquierda? ¿Cómo se ha llegado hasta esa opción? ¿Cuál ha sido el criterio para descartar otras alternativas? ¿Por qué tiene que ser Funes el elegido?

Tu post me parece una invitación a pensar.

El-Visitador dijo...

Como dirían los bitacoristas gringos:

ouch!


- * -


Concuerdo que la experiencia administrativa es vital para ejercer el cargo, pero no creo que el pueblo salvadoreño tenga la madurez necesaria para reconocerlo.

Creo que Funes bien podría ganar libre y democráticamente las elecciones, como Chávez, Toledo, o el pobrecito ése de Bolivia. Dicen que los países tienen los gobiernos que se merecen, después de todo.


- * -


Me gustaría saber en qué consiste el plan de gobierno de Funes. Por el momento, no descarto que pudiera ser superior al de sus rivales, especialmente si ponen a dedazo a otro enano administrativo como Saca. De entre dos males, no descarto la posibilidad de terminar apoyando al menor, así se llame Funes.

Solavá dijo...

Supongo que si lo pongo aquí es mi pregunta, así que tomo responsabilidad. Pero no hay que olvidar que la pregunta más obvia de si un candidato al poder ejecutivo necesita tener experiencia ejecutiva (gerencial o administrativa), se hizo en Diario Co Latino. Esto es interesante de por sí. Ahora bien, el sábado pasado yo vi a Mauricio Funes en Ahuachapán, y él se refirió a este cuestionamiento que se le hace sobre su falta de experiencia administrativa y él dijo, aunque respondió en términos generales, de que un candidato debe "rodearse de gente capaz". Esto es cierto. Nadie lo sabe todo ni es experto en todo, pero un la experiencia ejecutiva es necesaria porque hay que tomar decisiones ejecutivas. Yo he sido director ejecutivo de organizaciones y sé lo que significa tener que tomar decisiones duras: manejar un presupuesto y decidir el futuro de una organización en base a las perspectivas económicas, cerrar un proyecto, despedir a una persona en la que se tenía confianza, tomar una postura pública impopular porque sé que es lo mejor para lo que represento, etc. Esas son decisiones que se deben tomar todo el tiempo. Funes nunca ha tenido que tomar ese tipo de decisiones, y eso lo pone en peligro de dejarse influenciar demasiado de esas personas capaces con las cuáles se rodearía. Es un peligro real si se da el caso de que se convierta en el candidato del FMLN, y un peligro todavía más serio si realmente se convierte en el presidente de El Salvador, porque toda esa independencia de pensamiento que se le atribuye ya no tendría validez. Entrevistar a una persona dentro de las reglas que el entrevistador establece no es lo mismo que dirigir a una nación jugando con las reglas de las competencias del mercado, de la lucha por la hegemonía política y de las pugnas entre los intereses sectoriales. Ningún presidente está en control ante esas fuerzas. De ahí la necesidad de un político hábil, no de un cuestionador habilidoso, no son la misma cosa.

JC dijo...

Brillante

Anónimo dijo...

No se puede comparar la carrera de Mauricio Funes con la de Don Francisco este ultimo es un payaso y Mauricio un intelectual... Por favor dejemonos de payasadas.

Solavá dijo...

Anónimo:

Yo también creí, al principio, que la comparación era una payasada. Lo que es todavía más irónico es que la comparación la hace un columnista de Diario Co Latino. Así que si tenés una queja, tendrías que hacércesela a ese periódico, no a mí.

Para serte sincero, yo detesto el programa Sábado Gigante, me parece insoportable. Por otro lado, sí conozco la labor de Don Francisco como entrevistador y aunque no es de mi gusto del todo, sí es impresionante la popularidad e influencia que él tiene, muy superior a la de Mauricio Funes, porque se le ve en toda Latinoamérica por decenas de millones de televidentes. Así que no se le puede descalificar tan fácilmente. Ese es el punto de la comparación que ahora me parece tan astuta.

Dos encuestas recientes, la de Mitofsky contratada por TCS y la de La Prensa Gráfica, así como los sondeos internos del FMLN, han revelado que la persona que está dentro del partido que se toma más en serio como candidato presidencial es Oscar Ortíz, alcalde de Santa Tecla y con 10 años de experiencia ejecutiva gobernando. Su gestión es la más exitosa que un alcalde del FMLN ha tenido desde que el partido se legitimó. Entonces, ¿por qué no se le está tomando en cuenta? ¿Por qué, junto a Funes, es Salvador Sánchez Cerén el único candidato discutido a pesar de que él tiene el peor nivel de aprobación por parte de su propia militancia?

Si el FMLN quiere ganar las elecciones, no puede hacerlo sólo para "sacar a Arena del poder" como repiten constantemente. Ningún partido debe olvidar que el propósito último de ganar una elección es gobernar el país. Y para eso el pulso no puede fallarle al líder del ejecutivo. Quiéralo o no, el candidato a presidente necesita experiencia. Si Funes va a ser el candidato del FMLN, todavía tiene que probar que está más allá de la simpatía que la gente tiene por él. Necesita demostrar liderazgo e, incluso, cierta autonomía del FMLN, es decir, la capacidad y el espacio para tomar decisiones últimas. Eso, está por verse.

Anónimo dijo...

La comparación procede porque nadie dice que las personas comparadas sean iguales sino que coinciden en éste o aquél aspecto, es decir, son periodistas y son muy populares y a partir de dicha condición uno salta a la política y el otro no.

El ejercicio comparativo le parecerá una payasada al que ya clausuró de forma solemne su imagen de Funes. Que nadie se la impugne, por favor.

Soy Salvadoreño dijo...

No apoyo a Funes como presidente y opine sobre eso en mi blog.
Sin embargo, me llaman la atencion las siguientes palabras tuyas, porque creo que son inexactas:

"Yo he sido director ejecutivo de organizaciones y sé lo que significa tener que tomar decisiones duras: manejar un presupuesto y decidir el futuro de una organización en base a las perspectivas económicas, cerrar un proyecto, despedir a una persona en la que se tenía confianza, tomar una postura pública impopular porque sé que es lo mejor para lo que represento, etc. Esas son decisiones que se deben tomar todo el tiempo. Funes nunca ha tenido que tomar ese tipo de decisiones, y eso lo pone en peligro de dejarse influenciar demasiado de esas personas capaces con las cuáles se rodearía."
Hasta donde sé, Funes si ha tenido que tomar decisiones como las que mencionas como ejemplo de lo que es un director ejecutivo y un administrador, pues el ha producido su programa y gerenciado a su equipo de trabajo tanto dentro del canal como fuera y el maneja una empresa.
Ahora bie, claro que cualquiera puede decir que es una empresa pequeña o que aun asi eso no es experiencia y concuerdo con eso, asi como con las palabras de E-V cuando dice: "Concuerdo que la experiencia administrativa es vital para ejercer el cargo, pero no creo que el pueblo salvadoreño tenga la madurez necesaria para reconocerlo."
Ni Calderon Sol, ni Flores fueron administradores de empresas antes de sus administraciones y alli esta... fueron elegidos. Incluso, recuerdo que el medio para el que tu trabajas dijo en el caso de Flores que el para ganar habia tenido la ventaja de ser un "Flores Perez", en vez de ser un Poma o un Meza...

Solavá dijo...

Creo que en cuanto a las historias de estos personajes, con toda seguridad tenés razón.

Quiero aclarar que yo no estoy hablando a favor de nadie ni en contra de nadie como candidato. Sólo estoy focalizándome en un punto que sí parece importante pero que a la gente no parece importarle a la hora de elegir un candidato a la presidencia, el cual es un cargo ejecutivo y por eso no es suficiente ser una figura respetada. Al menos eso creo yo. Obviamente tú estás de acuerdo en esa premisa.

Calderón Sol fue alcalde de San Salvador antes de ser presidente, pero Flores fue un intelectual, un profesor de filosofía en la Universidad Matías Delgado que era admirado por sus estudiantes. Hay acciones que tomó durante su primer años que lo anunciaban como un presidente reformador, y después todo se vino abajo. Muchos de los casos de corrupción gubernamental que ahora llenan las ediciones de los periódicos se centran en funcionarios de su administración. Así que no hay garantías sobre la base del respeto que una figura adquiere. Tiene que haber más.

Por eso creo que las personas no deben seguir ciegamente a un candidato o al otro. Voten por quien crean que podría ser el mejor presidente para el país, pero no olviden continuar exigiendo resultados y fiscalizando su labor.

Soy Salvadoreño dijo...

Despues de investigar un poquito mas en Internet, el articulo al que hice referencia salio en La prensa gráfica el 29/03/1998 (por lo que no esta disponible via WEB) con el titulo "La importancia de ser Flores Perez". Asi que mi primera referencia estaba equivocada. Disculpas.

Saludos

Solavá dijo...

Ese es un detalle, en esencia estabas en lo correcto.

hunnapuh dijo...

Despues de los Presidentes (especialmente el actual) que hemos tenido, no creo que la calidad académica, profesional o administrativa de una persona lo califiquen con descalifiquen para presidente de El Salvador.

De todos modos el Poder Ejecutivo aquí en nuestro pais simplemente obedece a lineamientos que están mas arriba que él y asi será si viene de nuevo desde ARENA o si viene del FMLN.

Funes todavía no está oficializado como candidato y aunque las bases del FMLN "lo exigen", no lo está y falta definir cual será su plataforma y plan de gobierno que al final de cuentas da igual que la carta al niño Dios que nos dió Saca como plan de gobierno y que a estas alturas ni ha cumplido ni creo que cumpla y digo que da igual porque el pueblo salvadoreño no vota por planes de gobierno o por ideologías sino que por partidos y por candidatos y al final gana el que mas dinero gasta en su campaña.

Solavá dijo...

hunnapuh, lo que dices es cierto, tristemente. Por esa razón los partidos pequeños acaban por convertirse en vagones de cola en lugar de ayudar a equilibrar el poder. Cuando la campaña empieza 20 meses antes en luga de los cuatro que la ley exige, un partido pequeño no puede competir. Y claramente, el FMLN y Arena ya están en campaña.

Anónimo dijo...

Don Funes


Tiene razón Hunnapuh en dos cosas: ni la cualificación académica, ni el programa político son criterios decisivos en nuestro medio. El poder presidencial, incluso si lo desempeña alguien con temple, experiencia y preparación, se haya supeditado a un sistema de fuerzas (grupos de influencia, sectores del partido, contestación popular, etc.).

Ni siquiera en los países avanzados la gente se fija con detalle en los programas políticos. Me contaba un sociólogo que a John F. Kennedy la dentadura le hizo ganar muchos votos. Todo el mundo sabe que gran parte de la propaganda electoral se confecciona siguiendo los principios de la publicidad (hay que vender un lema, una imagen y multiplicarlos hasta la saciedad y para eso hay que invertir y mucho).

Pero Kennedy no estaba solo dentro de la estructura y se me hace que la soledad de Mauricio Funes será mayor ante las diversas facciones y presiones que puedan venirle del Frente una vez instalado en el poder (suponiendo que lo ganase). Por eso la pregunta sobre su temple y capacidad de negociación no son ociosas, porque tendrá desafíos dentro (los que le vengan de su aliado) y tendrá desafíos fuera (los que provengan de una derecha belicosa).

Hay otra razón por la que vale la pena hacerse la pregunta sobre sus condiciones para gobernar. El Frente quiere aprovechar el prestigio acumulado por Mauricio (y él lo sabe). Su imagen, ese es el calculo, le atraerá al Frente algunos votos, de la clase media, que no por reducidos dejarán de ser estratégicos. Ese hipotético votante de la clase media le dará el sufragio a una figura que emblematiza al “centro izquierda” y por eso mismo tiene todo el derecho del mundo de preguntarse si Funes tendrá el carácter y el arte para defender esa postura ante una hipotética presión de sus aliados ortodoxos. Ese votante de la clase media lo que no querrá es que la izquierda ortodoxa lo manipule con la imagen de un hombre de centro-izquierda. Así que preguntará por garantías y hará estimaciones y cálculos de varios tipos antes de darle su confianza al candidato. Es lo normal, creo.

Es cierto que la gente no se fija en los programas políticos, pero a la gente también hay que educarla y por algún lugar hay que empezar. Si el voto estratégico se lo disputarán la izquierda y la derecha en el centro, es bastante probable que, en esa zona del electorado, no sea tan dificil llevar la discusión sobre las alternativas al terreno de los programas políticos. Nuestra obligación, en la medida de nuestras modestas posibilidades, es plantear las cosas así. Si la mayoría se deja llevar por la imagen y la publicidad de los candidatos, nosotros no tenemos que dejarnos arrastrar.

Hay muchas cosas aquí que valdría la pena preguntarse: Mauricio debería decirle a sus posibles votantes a qué se compromete con el Frente y ésta organización debería dejar claro a qué se compromete con Mauricio y con los votantes de la clase media que lo voten. Ahora no lo pueden hacer, pero si llegan a confirmar su candidatura, deberían hacerlo. Entiendo que el Frente decida estas cosas de espaldas a sus bases, pero hay temas que no pueden negociarse de espaldas al electorado.

Tu pregunta inicial tiene sentido. Tu respuesta a lo mejor tuvo flancos débiles, pero el artículo de Salazar Candel y tu post, te lo repito, invitan a reflexionar sobre los movimientos del ajedrez político que estamos viviendo.

HDGP2Y3 dijo...

Estrategia o no lo cierto es que las cosas tienen que funcionar de esa manera ya que mientras no sea oficial la candidatura de Funes el hombre como individuo puede continuar con sus actividades diarias.

¿Y si es estrategia? ¡Lo que tendríamos que reseñar es que a los areneros les están dando sopa de su propio chocolate ya que ellos fueron y continúan siendo especialista en el manejo de los medios.

¡¡¡CONSIDERAR TAMBIÉN QUE AQUÍ EN EL SALVADOR HAY DE HOCICONES A TROMPUDOS!!!

Descalificar a Funes por inexperto, dicen, a ver, cuantos de estos hocicudos hicieron campaña “vallunca” contra Saca o contra otro candidato arenero. Nadie se empecino en demostrar que toñito de lo único que “sabia” era de deportes y nadie dijo nada, nadie reclamo por que no tenia titulo de profesional, nadie reclamo por que solo medio narrar podía, nadie reclamo cuando utilizaba sus radios para mercadearse, nadie le pidió que renunciara de sus labores ¿y entonces como tienen guebos de reclamar idoneidad a un precandidato y menos a un personaje como Funes que conoce del quehacer nacional como la palma de la mano y que cuenta con un arsenal para hacer “nuevos” a los que se dicen “periodista” en este país.

GioSV dijo...

En lo personal, creo que un candidato a la presidencia de la República, tiene que reunir muchas características entre ellas: compromiso con el pueblo y no sólo con el partido, liderazgo, comprensión de los problemas del país, honestidad, honradez, una sólida personalidad, en general éstas serían las cualidades interiores del candidato, pero también muy importante es la experiencia político-ejecutiva que pudiera incluir perfectamente, la dirección de alguna institución pública, de alguna gremial o asociación de relevancia o incluso de una empresa. A pesar de esto último, considero que no es vital esa experiencia administrativa para llevar las riendas del órgano ejecutivo, ya que esa “deficiencia” perfectamente puede ser cubierta por un gabinete y asesores de alto nivel. ¿Pero qué pasa cuando en un partido tenés personas que reúnen tanto las características personales como las de experiencia ejecutiva, y en lugar de optar por ellas, las descartás casi inmediatamente para elegir otra con un currículum más mediático?

En la realidad y muy lamentablemente, la mayoría de salvadoreños votan con el hígado y no con la cabeza, y pues utilizar una figura pública como Mauricio Funes, según el análisis del Frente, consolidará el voto duro y atraerá a muchos indecisos.

Leo de vez en cuando los artículos de Salazar Candel, aunque en la mayoría de los casos no concuerdo con sus planteamientos socioeconómicos de la realidad salvadoreña, hasta el momento sí estoy secundando su análisis político de la candidatura de la izquierda. Evidentemente, el señor Salazar, en sus escritos critica la posible selección de Funes para candidato por el FMLN y al mismo tiempo muestra una fuerte simpatía hacia la figura de Arturo Zablah; y es en este punto en el cual yo concuerdo con él. ARENA ya es aceite quemado y todo lo que haga a partir de ahora será redundante y por consiguiente desacertado, el FMLN es una izquierda desfasada aliada más que nunca al neomarxismo latinoamericano. Por tanto, no veo mejor momento en la historia política reciente de este país, para que surja una nueva fuerza política capaz de aglutinar a la mayor parte de votantes indecisos y a los que se autocatalogan como de centro izquierda. Una fuerza política capaz de romper de una vez por todas con la polarización tan venenosa en la que vivimos. Algo es seguro y es que una nueva convergencia política tiene que poseer un líder, ejemplarizando tenemos los casos de Felipe González en España, Ricardo Lagos en Chile, José Figueres Ferrer en Costa Rica, todos socialistas que en su momento modernizaron a sus partidos e ideologías. Por desgracia dentro del FMLN, no existe ningún líder con una visión reformista que pueda sobrevivir a los anticuerpos protectores de la ideología partidaria. Los partiditos denominados de “centro”, no logran desprenderse de los partidos mayoritarios y al final resultan ser simples satélites de éstos. Ante ese panorama gris de nuestra política, en verdad que quiere coraje, pararse en frente de un auditorio como un simple ciudadano a plantear un esbozo de un plan de gobierno; lo irónico, es que al hacer eso, está haciendo mucho más que los mismos partidos que reúnen recursos exponenciales comparativamente. El ingeniero Zablah, podría convertirse en ese líder, y como él lo enfatiza, lo único que espera es un vehículo adecuado; en definitiva, de todos los nombres que se han mencionado desde los partidos, Funes, Sánchez, el otro Funes, Brizuela, Meza, Figueroa, Salgado, ninguno de los apuntados ha mostrado ser un salvadoreño comprometido y tener una calidad profesional como el ingeniero Zablah para dirigir este país.

Anónimo dijo...

LLegue tarde...sólo q sí actualmente se tiene de presidente a un bachiller...cuál es el problema de tener a un intelectual de presidente??? a poco no...

Solavá dijo...

No hay una relación real entre "bachiller" e "intelectual". Mauricio Funes también es un bachiller. Él mismo admitió que no tenía un título universitario el primer día que se presentó ante las bases del FMLN, y que por lo tanto era incorrecto que se le llamara "licenciado", puesto que el único título válido que tiene es el de bachiller. Funes dijo que quería decir la verdad sobre esto porque no quería que se usara eso en su contra.

Así que tenés razón, si tenemos actualmente a un bachiller de presidente, ¿cuál es el problema en tener como presidente a otro bachiller?

Anónimo dijo...

FUNES UN INTELECTUAL PERDOOON? VAYA AFIRMACIÓN MAS TRISTE POR NO DECIR SIMPATICA

Eduardo Tobar Lagos dijo...

A modo de dato para la causa...
Mario Kreutzberger, "Don Francisco", fue tentado en 1989, saliendode la dictadura de Pinochet, por los partidos de derecha para encabezar la candidatura presidencial, desde una plataforma "independiente".
ed.tobar@hotmail.com

Anónimo dijo...

MUY INTERESANTES LOS DEMAS COMENTARIO, PERO CABE RECORDAR QUE SACA TAMBIEN FUE PERIODISTA,ARENA YA TUBO SU ESPACIO,Y SI HAY COSAS POSITIVAS (SERÍA EL COMO QUE NO) PERO HAY MUCHISMOS VACIOS, ES HORA DE UN CAMBIO, Y FUNES PROMETE MUCHO, EL TIEMPO DIRA LO DEMAS

marina dijo...

pues claro esta; porque hacer tanto rodeo que mauricio sea una persona que no va a poder dirigir el pais
si nuestro presidente solo era un simple locutor no es que se este discriminando pero es demasiado que a mauricio funes le quieran sacar defectos hasta por donde no se pueda es una lastima el pueblo si que quiere seguir en la ignorancia hay que leer para saber no dejarse llevar por campañas sucias

Anónimo dijo...

Con mucha razón en los comentarios… pero hay que señalar que ARENA y su gente ha puesto al estado y a sus instituciones a favor y a la orden de quienes han llegado a saquear y a hacer gangurismo. Y cuando por descuido y exceso en el abuso sale a luz publica un acto de corrupción, y no porque sean pocos, ellos mismos se cubren. Eso indigna, eso crea resentimiento y descontento. Yo castigaré con mi voto a ARENA así serán muchos. ARENA hizo mucho daño a mi familia…. Solo tengo una oportunidad y será en las próximas elecciones…

Anónimo dijo...

La empresa mas difìcil de dirigir es la familia, y estos candidatos se han casado de dos veces a tres veces me pregunto: ¿que mensaje envian?
Ha esta fecha no se la biografia de los contendientes mucho menos su plan de gobierno. ¿Porque no lo ponen a disposiciòn del pùblico en general? Me gustarìa saber a que religiòn pertenecen y que tanto perseveran en ella.

Anónimo dijo...

Quiero me ayuden a entender porque Funes llega tarde a sus compromisos ?