viernes, septiembre 28, 2007

Un espectro en El Salvador: los mensajes implícitos

Esta fotografía del ex presidente de la República de El Salvador, Armando Calderón Sol, que acompaña una entrevista que Carlos Dada y Sergio Arauz le hicieron para El Faro no es una imagen del entrevistado. Su intención es capturar a un espectro: algo que aún no existe, algo que podría suceder pero es difícil que ocurra debido a la polarización del país. Esta fotografía captura la utópica noción de un compromiso izquierda-derecha.

Al detenernos sobre la imagen notamos que el objeto de su atención no es Calderón Sol, que está desenfocado, sino lo que está a su espalda, sobre su hombro: en la pared detrás de él hay una fotografía del ex mandatario salvadoreño al ser cálidamente saludado por el presidente de Cuba, Fidel Castro (es aparente la reserva de Calderón Sol que mantiene sus manos juntas pese al abrazo del líder comunista).

La fotografía de Toni Arnau es deliberada. En la primera imagen de la entrevista aparece otro ángulo de la misma habitación: en la parte inferior, enfocado, Calderón Sol, rodeado, sobre su cabeza, de más de una veintena de fotografías con personalidades del mundo, incluyendo al Papa.

Dado que el título de la entrevista es la frase “Es hora de construir una tercera fuerza contra la polarización”, ¿qué nos dice esta imagen que conecta a un ex arenero con Fidel Castro? ¿Por qué fue tomada y utilizada deliberadamente?

Ustedes decidan.

Fuente: El Faro, 24-30 de septiembre, 2007.

4 comentarios:

Beka dijo...

mmmm...

interesaantee...

Yo vi la foto al fondo, pero como soy choquita ni cuenta me di que era CAstro hasta ahorita que lo mencionas ya le distingo la barba y todo.

:P

Anónimo dijo...

Es dificil nadar y opinar al mismo tiempo, nos falta distancia con los hechos.

Existe el deseo de formar una tercera fuerza que se interponga y mucha gente quiere ser el novio de esa fuerza.

¿Se quieren casar con ella o simplemente llevarsela al matocho?

GioSV dijo...

La tercera fuerza no sólo es una buena idea, sino que además, es apremiantemente necesaria.

Ni ARENA ni el FMLN tienen la solvencia histórica y la categoría política suficiente para llevar a El Salvador hacia el desarrollo real. Ambas fuerzas son excluyentes, perversas, y buscan sólo el interés partidario en detrimento de las necesidades de los salvadoreños.

De ARENA lo único rescatable ha sido su "intento" (porque no ha sido más que eso) de establecer una economía de mercado impulsada por la inversión extranjera. Pero en los 18 años de gobierno, no ha sido capaz de profundizar en reformas contundentes para dinamizar los sectores productivos a tasas de crecimiento plausibles. Los areneros tontamente se recogijan con crecimientos anuales del PIB de 5%, ¡por favor! posiblemente este año ni lleguemos al promedio latinoamericano. La vicepresidenta del país, va a Dominicana a llenarse la boca ante el gobierno y empresarios dominicanos poniendo a El Salvador en un pedestal; para que le diera vergüenza, considerando que ese país caribeño está creciendo a tasas del 9%, igualmente lo hace Panamá; eso sí es crecimiento económico. Países subdesarrollados, en 20 años, han consiguido pasar, al segundo, o incluso primer mundo; países cuyas economías estaban completamente arruinadas, lograron alzarse hacia el desarrollo en pocas décadas por políticas acertadas. ARENA ha sido incompetente.

De el Frente, ni se diga, ese partido no tiene nada rescatable. Esa gente todavía vive "en la" y "de la" guerra. La herencia guerrillera revolucionaria no lo ha dejado progresar. Su discurso político es democrático contradictorio y sus propuestas económicas marxistas solapadas. No hay comparación alguna que pueda hacerse con la izquierda progresista internacional, a no ser que retrocediéramos por lo menos 40 años.

La tercera vía como fuerza política y económica es crucial para 2009. Espero pueda surgir de un esfuerzo conjunto de varios sectores de la sociedad, hartos de la ineptitud de los partidos mayoritarios y de su "futbolito" llamado polarización.

El-Visitador dijo...

«ARENA ha sido incompetente.»

x2

Vale apuntar prácticamente se puede contar con los dedos de la mano la cantidad de gente que sabe que ARENA ha sido incompetente porque ha sido incapaz de liberar al poder del mercado en El Salvador.