lunes, septiembre 17, 2007

Sitio del niño

“Técnicamente no tiene permiso de funcionamiento desde el 2004, pero que tenga permiso de otros ministerios para funcionar, esos son ya asuntos políticos”.

El ministro de Salud Guillermo Maza, al explicar por qué la fábrica Récord de la empresa Baterías de El Salvador, localizada en San Juan Opico, La Libertad, continúa operando a pesar de no tener el permiso del Ministerio de Salud desde el 2004. La frase es increíble porque esa cartera, que representa al Estado en asuntos de salud, tiene el poder de cerrar una fábrica que está envenenando niños a gran escala como sucede en este caso. Pruebas de laboratorio, utilizando un grupo como muestra, han determinado que 55 menores de edad que habitan la comunidad aledaña de Sitio del niño, tienen altos índices de plomo en su sangre (30 a 40 microgramos por decilitro de sangre, cuando lo normal es de 0 a 4). Se presume que el envenenamiento por plomo podría estar afectando a más de 4 mil niños que atienden las 14 escuelas públicas, dado que la severa contaminación ha sido detectada en todo el entorno, incluso en el suelo. Más de 7 mil personas viven en la zona.
Record sin permiso para operar, Diario Co Latino, sábado 14 de septiembre, 2007.

Un extenso reportaje sobre el caso: Las familias de plomo de San Juan Opico, El Faro, lunes 17 de septiembre, 2007.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Es urgente que Belloso haga nuevas declaraciones;es urgente que se den nuevas manifestaciones y nuevas capturas bajo acusaciones de terrorismo; es urgente que La Prensa Gráfica publique nuevas reportajes sobre el apoyo sovietico al FMLN...Hay que aliviar la presión mediatica sobre el ministro de salud, pobre hombre, y por eso mismo hay que lanzar un gran campaña de publicidad para recordarle a población que (a pesar de esos pocos niños infectados por el plomo)el gobierno de Saca es un gobierno con sentido humano.

Solavá dijo...

Estuve a punto de no publicar el último comentario. La ironía es más útil para crear distancia e iluminar un tema... sino, no se distingue de la amargura, la irritación o de un agrio sarcasmo que no es otra cosa que un comentario irónico que se revierte contra uno mismo. Hay que divertirse.

Anónimo dijo...

Ironicamente la ciudad se llama Sitio del niño, cuando en realidad se deberia de llamar el "sitio del plomo", pues los niños que ahi vive, pronto moriran o se iran con su enfermedad a otro lado, y solo quedaran los altos niveles de plomo en la zona.
Pero lo mas increible de todo esto es lo siguiente: El otro dia decia el ministro de salud que el equipo para poder medir los niveles de plomo se ha "arruinado", pero que ya esta en licitacion un nuevo equipo, el cual se tendra en dos meses y hasta entonces se podra seguir haciendo los examenes a las demas personas, pues los hasta ahora examinados solo fueron un grupo al azar. Que casualidad que dos meses son los que le han dado a la empresa para enmendar daños?
Solo en El Salvador!!!!

El-Visitador dijo...

Tengo algunas dudas:

(1) ¿Será posible que el artículo del Co-Latino correctamente refleje el sentido de las declaraciones del Ministro de Salud?

(2) Porque de ser así, el tipo ése es un absoluto e increíble infeliz. Es más, es un idiota. Fijate: es el Ministro. Tiene una responsabilidad. Su propio Ministerio tiene sin permiso a una fábrica desde el 2004. Él lo sabe. ¿Y no ha tomado medidas para cerrarla o multarla o lo que sea?

¿Y dice que otros ministerios sí dan permisos? Pero es que éso es un absurdo, una idiotez. Es como que Hacienda, teniendo pruebas que yo me he estado robando el IVA de los contribuyentes, diga: bueno, a El-Visitador no lo vamos a clausurar ni le vamos a poner multas porque su permiso de Sanidad está vigente.

Si Maza dijo lo que el Co-Latino dice que dijo, el hombre es, más que irresponsable o corrupto, un incompetente. Un enajenado. A la picota con él.

Insisto: ¿hay corroboración?

Solavá dijo...

1. Cuando me di cuenta que Maza decía cosas así todo el tiempo, empecé una pequeña serie de "mazasos" (mira el tag, este es el segundo). Así que sí creo que él lo dijo.

2. El problema con los ministerios de El Salvador es que no se deciden quien tiene responsabilidad última por los casos. Si el Ministerio de Medio Ambiente te prohíbe algo, una empresa constructora se da vuelta y le pide permiso al Opamss o a una alcaldía directamente. Es un desorden. Hay demasiadas competencias en conflicto, demasiada duplicación de autoridades, y los ministros las usan para evadir sus responsabilidades.